Ejército de los Andes


Ejército de los Andes

Ejército de los Andes

Bandera del Ejército de los Andes y actual bandera de la Provincia de Mendoza.
Paso de Uspallata, por el cual la segunda columna del Ejército de los Andes cruzó la Cordillera hacia Chile.

El Ejército de los Andes fue un cuerpo militar de las Provincias Unidas del Río de la Plata que fue conformado por José de San Martín en la Provincia de Cuyo (parte de la Argentina) con soldados argentinos y algunos restos del ejército chileno emigrado a Mendoza después de la Batalla de Rancagua a fines de 1814.

El objetivo de este ejército era acabar con la dominación española y la reinstauración del gobierno independentista en Chile. Contó inicialmente con 4.000 soldados, 1.200 milicianos de tropa de auxilio para conducción de víveres y municiones y 21 piezas de artillería.

El hecho más memorable del Ejército de los Andes corresponde al Cruce de los Andes realizado a principios de 1817 con un total de 10.600 mulas desde Mendoza. Sólo 4.300 mulas lograron llegar al otro lado de las montañas y 510 de los 1.600 caballos originales; sin embargo, el cruce fue un éxito y la invasión al territorio chileno se vería culminado con la victoria en la Batalla de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817, y el fin de la reconquista española de Chile.

Contenido

San Martín, gobernador de Cuyo

El coronel San Martín fue nombrado gobernador intendente de Cuyo el 10 de agosto de 1814 por el director supremo Gervasio Antonio de Posadas. Desde ese cargo se dedicó a organizar el Ejército de los Andes tomando como base las milicias provinciales existentes en Mendoza, San Juan y San Luis. Las únicas fuerzas veteranas existentes eran los 20 ó 30 blandengues del Fuerte de San Carlos. Las milicias de Mendoza que se formaron luego de la Revolución de Mayo contaban con 958 hombres distribuidos entre 2 batallones de infantería denominados Cívicos Blancos (133 hombres) y Cívicos Pardos (150 hombres); una compañía de artillería de 75 hombres; y dos escuadrones de caballería en los suburbios del norte y del sur de la ciudad, también denominados Cívicos con un total de 600 hombres.[1]

Emigrados chilenos

Luego de producida la Batalla de Rancagua, el 2 de octubre de 1814, el Batallón de Auxiliares Argentinos al mando de Juan Gregorio de Las Heras retornó de Chile escoltando a unos 2.000 emigrados patriotas de ese país que cruzaron los Andes, quedando el cuerpo a las órdenes de San Martín. Según un parte de José Miguel Carrera del 22 de octubre de 1814, las fuerzas chilenas que se refugiaron en Mendoza a sus órdenes estaban distribuidas entre: 105 artilleros, 229 infantes (169 infantes de varios cuerpos y 60 infantes de la patria[2] e ingénuos) y 374 soldados de caballería (164 de la Gran guardia Nacional y 210 dragones al mando de Andrés Alcázar).[3] [4] La disensión interna hizo que en gran parte esas fuerzas se dispersaran y el 30 de octubre de 1814 San Martín las puso bajo sus órdenes y disolvió:

"Los dragones quedan reunidos á cargo del coronel don Andres del Alcázar: componen un escuadron, pero le sobran oficiales: los artilleros forman una compañía, al cuidado del teniente don Ramon Picarte: los infantes de la patria han sido incorporados al batallon de infantería que manda el teniente coronel don Juan Gregorio Las Heras: los ausiliares, injénuos, infantería de Concepcion, nacionales y granaderos, los he puesto á las órdenes del teniente coronel graduado, don Enrique Larenas, con orden de formar dos ó mas compañías de infantería bajo la planta de nuestros batallones."
Marcos Balcarce, encargado de disponer de las tropas chilenas emigradas

En un bando publicado por San Martín, se dispuso que:

Todo individuo emigrado de Chile se halla bajo la inmediata protección del Supremo Gobierno de estas provincias.

Todo dependiente del Ejército emigrado de Chile que quiera continuar sus servicios en el de estas provincias, se presentará al Comandante General de Armas.
Asimismo, todo aquel que no quiera servir, queda expedito desde la publicación de este bando para establecerse libremente en el territorio de estas provincias y ejercer tranquilamente sus oficios, pero estos deberán presentarse al muy ilustre Cabildo para recojer el competente seguro.

Los demás individuos emigrados pueden establecerse sin obstáculo en toda la comprensión de este Estado y el Supremo Director les ofrece una completa garantía tanto de sus bienes como de sus personas. (...)[5]
Bando de San Martín

Unos 300 soldados chilenos seguidores de Carrera que no aceptaron incorporarse al Ejército Argentino fueron enviados a Buenos Aires, para ser incorporados al Ejército del Norte y al del Litoral, justificando San Martín al Gobierno:

"no quiero emplear á esos soldados que sirven mejor á su caudillo que á la Pátria."

Los que sí aceptaron incorporarse al Ejército Argentino fueron distribuidos entre las unidades y en el Estado Mayor. Entre estos últimos, hubo 19 oficiales, entre ellos Bernardo O'Higgins (con el grado y sueldo de brigadier general de las Provincias Unidas del Río de la Plata, nombrado el 26 de febrero de 1816) y el sargento mayor Ramón Freire.[6]

San Martín organizó en Mendoza los cuadros del futuro Ejército Chileno con oficiales emigrados, nombrando el 25 de abril de 1816 una comisión de 6 emigrados que debía organizar los cuadros de los oficiales de un regimiento de infantería,[7] un batallón de artillería y un regimiento de caballería para servir de núcleo del futuro ejército de ese país. San Martín se reservó el derecho a nombrar a los jefes superiores. Los que no se enrolaron en el Ejército Argentino, solo cruzaron la cordillera luego de la Batalla de Chacabuco.[8]

Finalmente, ante el fracaso de la convocatoria fueron organizados los cuadros de las siguientes unidades, cuyos jefes fueron nombrados en junio de 1816:

  • Regimiento de Infantería N° 1 de Chile, al mando del coronel Juan de Dios Vial
  • Compañía de Infantería de Línea de Emigrados de Chile, al mando del capitán Juan Manuel Astorga, de 6 oficiales y 38 soldados veteranos, según aparece en un parte de noviembre de 1816
  • Batallón de Artillería de Chile, al mando del teniente coronel Joaquín Prieto
  • Legión Patriótica del Sur, una partida volante de dragones a las órdenes del coronel de milicias de Aconcagua José María Portus.[9]

Formación de las unidades del Ejército

El 8 de noviembre de 1814 el Director Supremo creó en Mendoza el Batallón N° 11 de Infantería de línea en base a los 180 Auxiliares Argentinos remanentes[10] y a un escuadrón de caballería miliciano. El 23 de noviembre el teniente coronel Las Heras fue nombrado jefe del batallón.

(...) sirviendo a V. S. de base los auxiliares que vengan de Chile, forme un batallón de infantería de línea.

A mediados de diciembre de 1814 llegaron remitidos desde Buenos Aires a Mendoza 240 hombres de 2 compañías del Batallón N° 8 de Infantería (de Castas) al mando del capitán Bonifacio García, junto con un piquete de 50 artilleros con 4 cañones al mando del capitán Pedro Regalado de la Plaza, que transportaba también municiones, armamentos y correajes. Los infantes fueron despachados desde Buenos Aires el 30 de noviembre ante el peligro de una sublevación de los emigrados chilenos partidarios de Carrera, los artilleros salieron el 17 de noviembre.

El 10 de enero de 1815 San Martín fue ascendido a coronel mayor de los Ejércitos Nacionales, mientras que fueron ascendidos a coroneles Miguel Estanislao Soler, Francisco Antonio Ortiz de Ocampo y Juan Florencio Terrada.

En febrero de 1815 fueron remitidas nuevas dotaciones de artillería y llegaron a Mendoza desde San Juan 134 reclutas al mando del teniente Juan José Cano.

Con la yuda del capital aportado por 4 vecinos de Mendoza, San Martín creó una compañía de caballería denominada Gauchos de la Invención. De residentes ingleses obtuvo dinero para formar una compañía reglada de infantes.

El 14 de agosto de 1815 San Martín dispuso que los hombres de entre 16 y 50 que no se presentaran voluntariamente al ejército, serían sorteados, logrando reclutar 400 soldados, a la vez que ordenaba una leva de vagos. El 13 de septiembre de 1815 acordó con el Cabildo de Mendoza no realizar el sorteo a cambio de un contingente de 200 hombres de la ciudad y 160 voluntarios.

El 3 de septiembre de 1815 llegaron a Mendoza los escuadrones 3 y 4 del Regimiento de Granaderos a Caballo a las órdenes del coronel José Matías Zapiola, reducidos a la mitad. Habían realizado la campaña de la Banda Oriental y llegaron a solicitud de San Martín por el peligro inminente de una invasión realista a Cuyo, alojandose en el convento de los dominicos. Fueron completados con gauchos de San Luis. El 1 de agosto de 1815 partieron de Buenos Aires 3 oficiales de artillería llevando 4 cañones y dos obuses, con su correspondiente piquete de artilleros y municiones. En octubre y noviembre recibió San Martín 12 quintales de pólvora, 200 fusiles y 300 fornituras conducidos gratuitamente por carreros cuyanos.

En octubre de 1815 fueron completadas las 6 compañías del Batallón N° 11: una de granaderos, 4 de fusileros (1°, 2°, 3° y 4°) y una de cazadores.[11]

El 4 de diciembre de 1815 fue emitido un estado de fuerzas de la provincia, existiendo 1.939 soldados de infantería y de artillería, 3.733 de caballería, 215 jefes y oficiales, totalizando 3.887. Las unidades veteranas (o de línea) eran: una compañía de artillería en Mendoza con 143 plazas; 2 compañías del Batallón N° 8 con 300; Batallón N° 11 con 655; dos escuadrones de granaderos a caballo con 415; blandengues de la frontera con 30, totalizando 1.540 soldados. Las milicias eran: Artillería Cívica de Mendoza, Artillería Cívica de San Juan, Cazadores Ingleses, Caballería de Milicias de San Luis, San Juan y Mendoza con 12 escuadrones. Las piezas de artillería eran: 4 culebrinas de bronce de a 4, 4 cañones volantes de a 4, 2 obuses de 6 pulgadas, 4 piezas de a 4 de montaña, 2 piezas de a 4 de hierro: totalizando 17 piezas de artillería.[12]

El 13 de enero de 1816 el Batallón N° 11 de Infantería fue elevado a regimiento con el mismo número y siendo su jefe el coronel Las Heras. San Martín envió a San Juan al teniente coronel Juan Manuel Cabot como teniente de gobernador, con orden de reclutar soldados para el segundo batallón de N° 11. El 21 de junio de 1816 el director supremo Juan Martín de Pueyrredón dispuso la división del regimiento en dos cuerpos, manteniendo uno el nombre de Regimiento N° 11 de Infantería y el otro, organizado en San Juan, fue denominado Batallón N° 1 de Cazadores, siendo su jefe el teniente coronel Rudecindo Alvarado.

En abril de 1816 llegaron también los escuadrones 1 y 2 de Granaderos a Caballo provenientes del Ejército del Norte, junto con 100 reclutas de La Rioja.

El 24 de enero de 1817, cuando el ejército ya estaba en marcha, el coronel Hilarión de la Quintana llegó de Buenos Aires con pliegos para San Martín, y éste lo invitó a sumarse a la expedición, integrándose al estado mayor.

Constitución formal del Ejército de los Andes

El 1 de agosto de 1816 el primer Director Supremo del nuevo estado independiente surgido el 9 de julio, Juan Martín de Pueyrredón, decretó que el nombre de la fuerza fuera Ejército de los Andes, designando a San Martín como su general en jefe. El 3 de octubre de 1816, el Congreso de Tucumán nombró a San Martín capitán general, reuniendo en sus manos las facultades políticas y militares para realizar la campaña en un estado extranjero, por lo que delegó el mando político de Cuyo en el coronel Toribio de Luzuriaga. El 5 de septiembre fue organizado un estado mayor en campaña, siendo nombrado como jefe del mismo, como cuartel maestre y mayor general del Ejército de los Andes, el brigadier general Soler.

El 30 de septiembre de 1816 el ejército se instaló en el Campamento del Plumerillo en las cercanías de Mendoza.

En 1816 se incorporó al ejército el resto del Regimiento N° 7 de Infantería bajo el mando del teniente coronel Pedro Conde, con 600 negros. En diciembre de ese año San Martín dispuso la división del regimiento en dos batallones independientes: el Batallón N° 8 de Infantería y el Batallón N° 7 de Infantería al mando de los teniente coroneles Ambrosio Crámer y Pedro Conde, respectivamente.

El 15 de septiembre de 1816 el gobierno nombró a Soler cuartel maestre y mayor general del Ejército de los Andes.

El Escuadrón N° 5 de Granaderos a Caballo fue creado en Cuyo a las órdenes del comandante Mariano Necochea y transformado en el Escuadrón Cazadores de la Escolta del General en Jefe. Se acordó con los cabildos cuyanos que dos tercios de los esclavos fueran incorporados al ejército, reclutándose 710.

Bajo la dependencia del Regimiento de Artillería de la Patria (con sede en Buenos Aires), San Martín hizo crear un escuadrones de tren volante.

El 31 de diciembre de 1816 la fuerza que se hallaba en el Campamento del Plumerillo era la siguiente:

  • Batallón N° 3 del Regimiento de Artillería de la Patria, al mando del sargento mayor teniente coronel Pedro Regalado de la Plaza, siendo el ayudante mayor el capitán Domingo Frutos.
  • Batallón N° 8 de Infantería, al mando del teniente coronel Ambrosio Crámer, siendo el sargento mayor Joaquín Nazar.
  • Batallón N° 11 de Infantería, al mando del coronel Juan Gregorio de las Heras, siendo el sargento mayor Ramón Guerrero.
  • Batallón N° 1 de Cazadores de los Andes, al mando del teniente coronel Rudecindo Alvarado, siendo sargento mayor Severo García de Sequeira.
  • Batallón N° 7 de Infantería, al mando del teniente coronel Pedro Conde, siendo sargento mayor Cirilo Correa (hasta noviembre de 1816 lo habían sido Rodríguez y Enrique Martínez respectivamente).
  • Regimiento de Granaderos a Caballo, al mando del coronel José Matias Zapiola, siendo los comandantes de los escuadrones José Melián y Mariano Necochea, y sargento mayor Manuel Medina.[13]
  • Artillería con 10 cañones de a 6, 2 obuses de 5 pulgadas y 4 piezas de montaña de a 4. Con 300 hombres al mando de Pedro Regalado de la Plaza.
  • Milicias de caballería con 1.200 hombres.
  • 120 barreteros.
Unidad Jefes Oficiales Tropas Total
Batallón N° 3 del Regimiento de Artillería de la Patria 1 16 241 258
Batallón N° 1 de Cazadores de los Andes 2 32 560 594
Batallón N° 7 de Infantería 2 31 769 802
Batallón N° 8 de Infantería 2 29 783 814
Batallón N° 11 de Infantería 3 32 683 718
Regimiento de Granaderos a Caballo 4 55 742 801

La artillería: la componían 1 jefe 16 oficiales y 241 soldados, la caballería: 4 jefes, 55 oficiales y 742 soldados; la infantería se componía por: 9 jefes, 124 oficiales y 2.795 soldados. Conformándose un total general de 14 jefes, 195 oficiales y 3.778 soldados.

El 5 de enero de 1817 San Martín dispuso la jura a la Virgen del Carmen, nombrada patrona del Ejército de los Andes, y a la bandera argentina, proclamando a las tropas:

"¡Soldados! Esta es la primera bandera independiente que se bendice en América.
¡Soldados! ¿Jurad sostenerla muriendo en su defensa como yo lo juro?"

Cruce de los Andes

Artículo principal: Cruce de los Andes
Véase también: Seis rutas sanmartinianas

El Ejército se dividía en dos gruesas columnas, ambas comandadas por el general San Martín. En el Cruce de los Andes, para acometer contra las tropas realistas asentadas en el actual territorio chileno, la primera debía atravesar la cordillera de los Andes por el paso de Los Patos, al mando del brigadier general Bernardo O'Higgins. La segunda columna estaba bajo el mando del general Las Heras, y debía marchar por el camino de Uspallata, conduciendo todo el parque y la artillería, cuyo transporte era imposible por el más escabroso paso de Los Patos.

Estas dos divisiones eran los cuerpos principales del Ejército. Dos pequeñas divisiones más, a manera de alas, una al norte y otra al sur de las principales, completaban el plan de campaña. La pequeña división del norte estaba compuesta de 60 infantes de línea, 70 milicianos de San Juan y una legión de emigrados chilenos, bajo las órdenes del comandante Juan Manuel Cabot. La pequeña división del sur estaba bajo las órdenes del capitán chileno Ramón Freire Serrano.

El 6 de enero de 1817 el ejército se puso en marcha desde el Campamento del Plumerillo, totalizando un efectivo de 5.350 hombres en las unidades siguientes:

  • Batallón N° 1 de Cazadores
  • Batallón N° 7 de Infantería
  • Batallón N° 8 de Infantería
  • Batallón N° 11 de Infantería
  • Regimiento de Granaderos a Caballo
  • Milicias de La Rioja
  • Milicias de Mendoza
  • Milicias de San Juan
  • Agregados chilenos

El Cuartel General del Ejército estaba compuesto por 13 hombres y el Estado Mayor por 44.

Ejército Unido

El 14 de febrero de 1817, tras la Batalla de Chacabuco, el Ejército de los Andes entró en Santiago. O’Higgins fue nombrado por el cabildo "Director Supremo del Estado de Chile", y San Martín fue nombrado comandante del "Ejército Unido". El Ejército Unido Libertador de Chile[14] fue una agrupación militar formada tras la Batalla de Chacabuco por las unidades del "Ejército de los Andes" más las formaciones chilenas que se le incorporaron. San Martín fue nombrado comandante en jefe del "Ejército Unido" que combatirá luego en las batallas de Cancha Rayada y Maipú.

Las unidades del Ejército de los Andes se reorganizaran después, y se reunirán con nuevas unidades chilenas, para también servir de base en la conformación de la posterior Expedición Libertadora del Perú bajo un estandarte con los colores de Chile.[15]

Acta de Rancagua

San Martín se negó a obedecer las órdenes del director supremo Juan Martín de Pueyrredón para que recruzara los Andes con el ejército y auxiliara a su gobierno amenazado por las fuerzas federales. Luego de la Batalla de Cepeda, ocurrida el 1 de febrero de 1820, las fuerzas federales triunfantes pusieron fin al Directorio y al Congreso el 11 de febrero, iniciándose el período conocido como Anarquía del Año XX. La disolución del Gobierno nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata dejó al Ejército de los Andes sin un gobierno de quien depender, por lo que San Martín envió una nota a los jefes del Ejército de los Andes el 26 de marzo de 1820 expresándoles su renuncia:

"El congreso i director supremo de las Provincias Unidas no existen. De estas autoridades emanaba la mia de jeneral en jefe del ejército de los Andes, i de consiguiente, creo de mi deber i obligación el manifestarlo al cuerpo de oficiales, para que ellos por sí i bajo su espontánea voluntad, nombren un jeneral en jefe que deba mandarlos i dirijirlos, i salvar por este medio los riesgos que amenazan a la libertad de América. Me atrevo a afirmar que ésta se consolidará, no obstante las críticas circunstancias en que nos hallamos, si conserva, como no lo dudo, las virtudes que hasta aquí lo han distinguido (...)"

Los jefes se reunieron el 2 de abril en la ciudad de Rancagua y labraron un acta ratificando la jefatura de San Martín y la pertenencia del ejército al pueblo argentino aunque hubiera desaparecido el Gobierno nacional:[16]

"(...) después a la votación de los señores oficiales, que unánimemente convinieron en lo mismo; quedando, de consiguiente, sentado como base i principio que la autoridad que recibió el señor jeneral para hacer la guerra a los españoles i adelantar la felicidad del pais no ha caducado ni puede caducar, porque su oríjen, que es la salud del pueblo, es inmudable (...)"

Como esa legitimación de su autoridad, San Martín y el Ejército de los Andes emprendieron la expedición al Perú junto a las fuerzas chilenas.

División de los Andes

A principios de 1822 San Martín decidió disminuir el número de planas mayores de los cuerpos para obtener un ahorro, disponiendo que los Cazadores a Caballo se incorporaran a los Granaderos a Caballo; y fusionó los batallones N° 7 y 8 para crear el Regimiento Río de la Plata.

En septiembre de 1822, San Martín renunció y el Congreso del Perú nombró al general Rudecindo Alvarado como comandante en jefe de los ejércitos del Perú. Los comandantes de los cuerpos argentinos, amparándose en el Acta de Rancagua, decidieron tener un comandante propio: Enrique Martínez quedó al mando de la a partir de entonces denominada División de los Andes.[17] El 25 de mayo de 1823, Martínez dotó de una bandera propia al Regimiento Río de la Plata, la cual fue llevada a Buenos Aires en 1826 por Tomás Guido.[18]

Dependencia de la Provincia de Buenos Aires

En 1823 el Gobierno peruano del presidente José de la Riva Agüero emitió un decreto expresando:[19]

"Que habiendo dejado de existir el Gobierno general de la República Argentina, el Ejército de los Andes no era el que se nombraba y debía mudar su escarapela."

La pretención de Riva Agüero de incorporar la División de los Andes al Ejército del Perú fue rechazada por el jefe de la misma, coronel mayor Enrique Martínez, quien respondió:[20]

"Que aun cuando el Gobierno de la República Argentina había desaparecido, existía la Nación y, por lo tanto, el ejército le pertenecía, pues el Gobierno del Perú por el paso que había dado, le hacía concebir que para nada los necesitaba, y sí pedía que, de los 400.000 pesos que se adeudaban a aquél ejército, se le diese lo preciso para fletar buques y prepararlos para regresar a la República Argentina."

Martínez pidió la protección del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, lo cual fue aceptado por Bernardino Rivadavia y comunicado al Perú el 5 de agosto de 1823:

Buenos Ay. 5 de Ag.t de 1823;

"El Gobierno del Estado de Buenos Ayres tiene el honor de dirigirse al Exmo. Presidente de la Republica del Perú p.a anunciarle que, autorizado por la H. Sala de Represent.s, ha tomado bajo su direccion é inmediata dependencia á la division denominada de los Andes, que hoy auxilia al Perú, con la calidad de por ahora y hta. el restablecimiento del Gob.no gral de estas Prov.as. El Gob.no en esta posicion se halla nuevamente complacido, por q.e tiene la esperanza, de que la subordinacion y moralidad de la division corresponderá, como hasta aqui, á la confianza que le dispensa aquél Gobierno, á quien el de Buenos Ay.s se hace un honor de saludar respetuosamente.

Bernar. Rivadavia. Exmo. Sor. Presid. de la Rep. del Perú."

El Gobierno peruano depuso su actitud y solicitó la permanencia de la división, la cual permaneció en el Perú.

Motín del Callao

Artículo principal: Sublevación del Callao

El 5 de febrero de 1824, engañados por algunos agentes peruanos y realistas, y en complicidad con algunos sargentos rioplatenses, se sublevó la guarnición del Callao en el Perú, compuesta por el Regimiento de Infantería del Río de la Plata, el Batallón N° 11 de los Andes, el Batallón N° 4 de Chile, la Brigada de Artillería peruana del Callao y la Brigada de Artillería Volante del Perú,[21] conformando en total unos 2.000 hombres que se pasaron a los realistas, enarbolando el pabellón español y entregando las fortalezas del Real Felipe del Callao. Parte del Regimiento de Granaderos a Caballo se plegó a la sublevación.

El hecho significó la casi desaparición de la División de los Andes. Sin embargo, permanecieron con el ejército de Simón Bolivar unos 122 granaderos a caballo con los que Mariano Necochea formó un escuadrón que participó en las batallas de Junín y de Ayacucho.[22] [23] En 1824 el general Cirilo Correa reemplazó a Martínez en la jefatura y se dispuso el regreso a la Argentina. El 19 de febrero de 1826 llegaron a Buenos Aires finalizando la campaña.

Referencias

  1. Historia general de la independencia de Chile, Volumen 3. pp. 225. Autor: Diego Barros Arana. Editor: Impr. Chilena, 1857
  2. Nota: el Batallón Infantes de la Patria fue restablecido en Chile el 28 de agosto de 1817
  3. El paso de las Andes: Crónica histórica de las operaciones del ejercito de los Andes, para la restauracion de Chile en 1817. pp. 297. Autor: Gerónimo Espejo. Editor C. Casavalle, 1882
  4. Historia general de Chile, Volumen 10. pp. 116. Autor: Diego Barros Arana. Edición 2. Editor: Editorial Universitaria, 1999. ISBN 9561116073, 9789561116078
  5. Bandos y proclamas del general San Martín: una exposición documental de su heroica gesta libertadora. Volumen 3 de Biblioteca sanmartiniana. pp. 38. Autores: C. Galván Moreno, José de San Martín. Editor: Editorial Claridad, 1947
  6. El paso de las Andes: Crónica histórica de las operaciones del ejercito de los Andes, para la restauracion de Chile en 1817. pp. 421. Autor: Gerónimo Espejo. Editor C. Casavalle, 1882
  7. Uno según Barros Arana, dos según Espejo
  8. El paso de los Andes: Crónica histórica de las operaciones del ejercito de los Andes, para la restauracion de Chile en 1817. pp. 477-478. Autor: Gerónimo Espejo. Editor C. Casavalle, 1882
  9. Historia de San Martín y de la emancipación sud-americana, Volumen 1. pp 564. Autor: Bartolomé Mitre, Félix Lajouane. Editor Félix Lajouane. 1890.
  10. Nueva historia de la nación argentina, Volumen 4. pp. 318. Autor: Academia Nacional de la Historia (Argentina). Edición 2. Editor: Planeta, 2000. ISBN 9504903894, 9789504903895
  11. Historia militar de los regimientos argentinos: las campañas militares, los regimientos argentinos, anécdotas epilogales. pp. 301. Autor: Juan T. Figuerero. Editor: Artes Gráficas Modernas, 1945
  12. Doc. del Arch. Gral., leg. Guerra 1815. Referido en el libro Historia de San Martín y de la emancipación sud-americana, Volumen 1. pp 533. Autor: Bartolomé Mitre, Félix Lajouane. Editor Félix Lajouane. 1890.
  13. El paso de las Andes: Crónica histórica de las operaciones del ejercito de los Andes, para la restauracion de Chile en 1817. pp. 419. Autor: Gerónimo Espejo. Editor C. Casavalle, 1882
  14. «Biografía del Libertador José de San Martín».
  15. "la Expedición Libertadora llegó a las playas del Perú con la bandera chilena" Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú - 1970
  16. Historia de la espedición libertadora del Perú (1817-1822). pp. 192. Autor: Gonzalo Bulnes. Editor: R. Jover, 1887
  17. El Brigadier general Don Tomás Guido: publicación hecha en su centenario por la "Tribuna nacional" de Buenos Aires. pp. 52. Autor: Tribuna Nacional (Buenos Aires). Editor: Taller de impresiones oficiales, 1906
  18. El paso de las Andes: Crónica histórica de las operaciones del ejercito de los Andes, para la restauracion de Chile en 1817. pp. 657. Autor: Gerónimo Espejo. Editor: C. Casavalle, 1882
  19. Rivadavia y su tiempo. pp. 119. Autor: Ricardo Piccirilli. Editor: Ediciones Peuser, 1960
  20. Coleccion de historiadores y de documentos relativos a la independencia de Chile. pp. 455. Autor: Biblioteca Nacional (Chile). Editor: Dirección general de taleares fiscales, Taller de imprenta, 1949
  21. El Álbum de Ayacucho, autor José Hipólito Herrera.
  22. Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú. Autor Andrés García Tomo II, página 121.
  23. [1]
Obtenido de "Ej%C3%A9rcito de los Andes"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Ejército de los Andes — El Ejercito de los Andes contaba con 4000 hombres y 1200 milicianos de tropa de auxilio para conducción de víveres y municiones. El Ejercito se dividía en dos gruesas columnas: una debía atravesar la cordillera por el paso de Los Patos, al mando… …   Enciclopedia Universal

  • Barrio Ejército de los Andes — Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas. Puedes añadirlas así o avisar …   Wikipedia Español

  • Monumento al Ejército de Los Andes — Monumento al Ejército de Los Andes, Cerro de la Gloria. El Monumento al Ejército de Los Andes, es una obra artística del escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari, se encuentra emplazado en el Cerro de la Gloria, Parque General San Martín, en la… …   Wikipedia Español

  • Estación Ejército de los Andes — Saltar a navegación, búsqueda Ejército de los Andes Rubén Darío ◄► Juan B. de La Salle Línea Gene …   Wikipedia Español

  • Los Andes (Chile) — Para otros usos de este término, véase Andes (desambiguación). Los Andes Escudo …   Wikipedia Español

  • Cruce de los Andes — Saltar a navegación, búsqueda Bandera del Ejército de los Andes y de la Provincia de Mendoza. Para otros usos de este término, véase Cruce de los Andes (desambiguación). Con …   Wikipedia Español

  • Junín de los Andes — Junín de los Andes …   Wikipedia Español

  • Lituma en los Andes — Autor Mario Vargas Llosa Género Novela Idioma Castellano …   Wikipedia Español

  • Paso de los Andes — Saltar a navegación, búsqueda Para otros usos de este término, véase Paso de los Andes (desambiguación). Paso de los Andes Parte de Independencia de Colombia y Guerra de independencia de Venezuela …   Wikipedia Español

  • Cristo Redentor de los Andes — Cristo Redentor Cristo bendiciendo con su mano derecha, mientras sostiene …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.