Micorriza


Micorriza
Micorriza arbuscular. Esporangio, hifa, micelio, vesícula, arbúsculo.

La palabra micorriza, de origen griego, define la simbiosis entre un hongo (mycos) y las raíces (rhizos) de una planta. Como en otras relaciones simbióticas, ambos participantes obtienen beneficios.[1] En este caso la planta recibe del hongo principalmente nutrientes minerales y agua,[2] y el hongo obtiene de la planta hidratos de carbono y vitaminas que él por sí mismo es incapaz de sintetizar mientras que ella lo puede hacer gracias a la fotosíntesis y otras reacciones internas.[3]

Muchas plantas presentan micorrizas para aumentar la absorción de agua y sales minerales del suelo. Las micorrizas son la asociación entre raíces de una planta y el micelio de un hongo, de forma que toda la extensión del micelio participa en la absorción de nutrientes para la planta.

En la Naturaleza esta simbiosis se produce espontáneamente. Se estima que entre el 90 y el 95% de las plantas superiores presentan micorrizas de forma habitual.[4]

Es posible que un mismo hongo forme la micorriza con más de una planta a la vez, estableciéndose de este modo una conexión entre plantas distintas; esto facilita la existencia de plantas parásitas (algunas de las cuales ni siquiera realizan la fotosíntesis, como las del género Monotropa), que extraen todo lo que necesitan del hongo micobionte y las otras plantas con las que éste también establece simbiosis. Así mismo, varios hongos (en ocasiones de especies diferentes) pueden micorrizar una misma planta al mismo tiempo.

Contenido

Ventajas de la micorrización

Las ventajas proporcionadas por la micorrización para las plantas son numerosas. Gracias a ella, la planta es capaz de explorar más volumen de suelo del que alcanza con sus raíces, al sumársele en esta labor las hifas del hongo; también capta con mayor facilidad ciertos elementos (fósforo, nitrógeno, calcio y potasio) y agua del suelo. La protección brindada por el hongo hace que, además, la planta sea más resistente a los cambios de temperatura y la acidificación del suelo derivada de la presencia de azufre, magnesio y aluminio. Por si todo esto fuera poco, algunas reacciones fisiológicas del hongo inducen a la raíz a mantenerse activa durante más tiempo que si no estuviese micorrizada.

Todo esto redunda en una mayor longevidad de la planta: de hecho, se ha comprobado que algunos árboles, como los pinos, son incapaces de vivir más de dos años cuando están sin micorrizar. En otras especies, esta unión es tan estrecha que sin ella la planta no puede subsistir, como es el caso de las orquídeas. Las plantas cuyas semillas carecen de endosperma (sustancias alimenticias de reserva) dependen completamente del hongo para alimentarse y germinar posteriormente.

La infección de la raíz por el hongo se produce a partir de propágulos presentes en el suelo. Pueden ser esporas y trozos de hifas del hongo y también raíces ya micorrizadas. Con el fin de asegurar el éxito de la empresa, la siembra de la mayoría de plantas comestibles o de decoración y las repoblaciones forestales que se llevan a cabo en la actualidad acompañan las nuevas plantas y brotes con fragmentos del hongo más adecuado para establecer asociaciones micorrícicas con cada especie que se vaya a cultivar.

Hongo micorrizo ericoideo.

Tipos de micorrizas

La mayoría de las plantas terrestres presentan micorrizas, y lo más probable es que las restantes desciendan de plantas micorrizadas que han perdido secundariamente esta característica. En el caso de los hongos, la mayor parte de las 5000 especies identificadas en las micorrizas pertenece a la división Basidiomycota, mientras que en casos más excepcionales se observan integrantes de Ascomycota. La tercera división que se ha observado formando micorrizas es Glomeromycota, un grupo que, de hecho, sólo se conoce en asociación micorrizógena y cuyos integrantes mueren cuando se les priva de la presencia de raíces.

Según su morfología, las micorrizas se dividen en distintos grupos entre los que cabe destacar dos principales: las ectomicorrizas y las endomicorrizas.

Hongo ectomicorrizo, Níscalo, Lactarius deliciosus, (Basidiomycota).
  • Las ectomicorrizas se caracterizan porque las hifas del hongo no penetran en el interior de las células de la raíz, sino que se ubican sobre y entre las separaciones de éstas. Se pueden observar a simple vista y presentan la llamada Red de Hartig. Este tipo de micorrización es el que predomina entre los árboles de zonas templadas, siendo especialmente característico en hayas, robles, eucaliptus y pinos. Los hongos son tanto Basidiomycota como Ascomycota.
  • En las endomicorrizas, en cambio, no hay manto externo que pueda verse a simple vista. Las hifas se introducen inicialmente entre las células de la raíz, pero luego penetran en el interior de éstas, formando vesículas alimenticias y arbúsculos. Por ello se las conoce también como micorrizas VAM o micorrizas vesículoarbusculares. Los hongos pertenecen a la división Glomeromycota y se dan en todo tipo de plantas, aunque con predominio de hierbas y gramíneas. Abundan en suelos pobres como los de las praderas y estepas, la alta montaña y las selvas tropicales. En el bosque atlántico aparecen junto a las ectomicorrizas.

Además de estos dos grandes grupos, se distinguen los siguientes tipos menores:

  • Ectendomicorrizas: presentan manto externo, como las ectomicorrizas, pero también penetran en el interior de las células, como las endomicorrizas. No existen vesículas ni arbúsculos. Se observan tanto en Basidiomycota como Ascomycota y son más abundantes en angiospermas que en gimnospermas. Poco específicas.
  • Orquidoides o micorrizas de ovillo: Micorrizas de orquídeas, imprescindibles para su desarrollo y vida juvenil. En estado adulto, la planta puede llegar a independizarse del hongo en algunos casos.
  • Ericoides: tipo más sencillo y simple. Penetra en las células para formar ovillos.
  • Arbutoides: manto externo y penetración en las células, donde forman rulos.
  • Monotropoides: la forma de penetración en las células es algo diferente.

Descubrimiento

El primero en observar las micorrizas y bautizarlas con el nombre que llevan actualmente fue el botánico alemán Albert Berhhard Frank, en 1885, tras detectar su presencia en varios árboles frutales. En 1900, el francés Bernard descubrió su extrema importancia en la vida y desarrollo de las orquídeas. En 1910 comenzó a extenderse su estudio en las plantas utilizadas en agricultura y jardinería.

No obstante, no fue hasta 1955, con la publicación de los primeros estudios de Mosse en Inglaterra, cuando las micorrizas dejaron de considerarse como excepciones y se aceptó su importancia y generalidad reales. En tiempos más recientes, numerosos hallazgos fósiles han permitido determinar que el origen y presencia de las micorrizas son enormemente antiguos, pues se han llegado a encontrar esporas de Glomeromycota en estratos de hasta 460 millones de años de antigüedad, pertenecientes al periodo Ordovícico. Las formas arbusculares ya se encuentran bastante extendidas en el momento de aparición de las primeras plantas terrestres en el registro fósil, hace 400 millones de años. Estas plantas, como la especie Rhynia major, carecían de auténticas raíces, presentando únicamente un tallo subterráneo o rizoma del que sobresalían varios tallos aéreos. La absorción de nutrientes, por tanto recaía casi exclusivamente sobre el hongo micorrícico, por lo que se puede decir que la presencia de éstos fue imprescindible para la extensión de la vida vegetal a tierra firme , tras la cual llegarían posteriormente los animales.

Véase también

Bibliografía

  • Invitación a la Biología. Helena Curtis y N. Sue Barnes, Panamericana, 2003.
  1. Kirk, P.M., P.F. Cannon, J.C. David & J. Stalpers 2001. Ainsworth and Bisby’s Dictionary of the Fungi. 9th ed. CAB International, Wallingford, UK.
  2. Selosse MA, Richard F, He X, Simard SW (2006). «Mycorrhizal networks: des liaisons dangereuses?». Trends Ecol Evol. 21:  pp. 621–628. doi:10.1016/j.tree.2006.07.003. PMID 16843567. 
  3. Harrison MJ (2005). «Signaling in the arbuscular mycorrhizal symbiosis». Annu Rev Microbiol. 59:  pp. 19–42. doi:10.1146/annurev.micro.58.030603.123749. PMID 16153162. 
  4. Wang, B.; Qiu, Y.L. (2006). «Phylogenetic distribution and evolution of mycorrhizas in land plants». Mycorrhizahello 16 (5):  pp. 299–363. doi:10.1007/s00572-005-0033-6. http://www.springerlink.com/index/X7151P60502078U1.pdf. 

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • micorriza — s. f. [Biologia] Associação simbiótica entre um fungo e a raiz de uma planta. = MICORRIZO   ‣ Etimologia: grego múkes, etos, fungo + grego rhíza, ês, raiz …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • micorriza — sustantivo femenino 1. Área: biología Asociación simbiótica entre un hongo y una raíz o una estructura semejante, mediante la cual la planta asimila más fósforo y el hongo obtiene los productos orgánicos producidos por la planta en la… …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • Micorriza — (Del gr. mykhe, hongo + rhiza, raíz.) ► sustantivo femenino BOTÁNICA Unión o asociación íntima, de tipo simbiótico, que se establece entre un hongo inferior y las raíces de una planta. * * * micorriza (del gr. «mýkē», hongo, y «rhíza», raíz) f.… …   Enciclopedia Universal

  • micorriza — {{#}}{{LM M25797}}{{〓}} {{[}}micorriza{{]}} ‹mi·co·rri·za› {{《}}▍ s.f.{{》}} Asociación simbiótica entre las raíces de una planta y los filamentos de un hongo. {{★}}{{\}}ETIMOLOGÍA:{{/}} Del griego mýke (hongo) y rhíza (raíz) …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • micorriza — mi·cor·rì·za s.f. TS bot. complesso simbiotico costituito dal micelio di un fungo e dalle radici o dai rizomi di piante, le quali ricevono acqua e sali assorbiti dal terreno e cedono al micelio i carboidrati che hanno elaborato {{line}} {{/line}} …   Dizionario italiano

  • micorriza — pl.f. micorrize …   Dizionario dei sinonimi e contrari

  • Taxus baccata —   Tejo común …   Wikipedia Español

  • micorrízico — adj. 1.  [Biologia] Relativo a micorriza ou a micorrizo. 2. Em que há micorriza.   ‣ Etimologia: micorriza + ico …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • Mutualismo (biología) — Para otros usos de este término, véase Mutualismo. Micorriza arbuscular. Esporangio, hifa, micelio, vesícula, arbúsculo …   Wikipedia Español

  • Nutrición vegetal — La nutrición vegetal es el conjunto de procesos que permiten mediante los cuales los vegetales toman sustancias del exterior y las transforman en materia propia y energía El principal elemento nutritivo que interviene en la nutrición vegetal es… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.