Puede marcar fragmentos interesantes de texto que estarán disponibles a través de un enlace único en su navegador.

Corriente marina

Traducción
Corriente marina

Corriente marina

Una corriente oceánica o marina es un movimiento de translación, continuado y permanente de una masa de agua determinada de los océanos y en menor grado, de los mares más extensos. Estas corrientes tienen multitud de causas, principalmente, el movimiento de rotación terrestre (que actúa de manera distinta y hasta opuesta en el fondo del océano y en la superficie) y por los vientos constantes o planetarios, así como la configuración de las costas y la ubicación de los continentes.

Corrientes marinas en la superficie de los océanos y mares. Las corrientes marinas cálidas aparecen en color rojo y amarillo, el afloramiento de aguas profundas y frías en las costas occidentales de los continentes en color verde, y las corrientes frías en color morado o rosado

Contenido

Origen

Desde hace unas cuantas décadas se sabe que la estructura de las corrientes marinas a escala global es tridimensional, con movimientos horizontales en la superficie, en los que el viento y la inercia producida por la rotación terrestre juegan un importante papel y con movimientos verticales, en los que la configuración del relieve submarino y de las costas modifican los efectos de la rotación de la Tierra creando una fuerza centrífuga que tiende a "abultar" el nivel oceánico a lo largo de la circunferencia ecuatorial. Se trata de la corriente ecuatorial que se dirige, por inercia, en sentido contrario a la rotación terrestre. En el fondo submarino tanto del océano Atlántico como del Pacífico, el agua acompaña a la litosfera en el movimiento de rotación terrestre y ello se debe a la enorme presión que soportan esas aguas abisales. Pero al llegar a las costas occidentales de los continentes, el talud continental, que constituye un plano inclinado, actúa como una especie de "ascensor" para esas aguas profundas haciéndolas subir y creando lo que se denomina surgencia de aguas frías, lo que viene a ocasionar una corriente, esta vez superficial, en sentido contrario al que tenían las aguas profundas, es decir, de este a oeste.

De esta manera se originan en las costas occidentales de los continentes corrientes de aguas sumamente frías ya que emergen de gran profundidad: recordemos que la temperatura de las aguas profundas del océano se encuentran a temperaturas menores a los 4° C,ya que a estas temperaturas tienen mayor densidad.

En resumen, los patrones de circulación de las aguas oceánicas se originan por una compleja síntesis de fuerzas que actúan de forma diversa y variable en el tiempo y en el espacio, siendo las más importantes de estas fuerzas: el movimiento de rotación terrestre, la configuración del fondo submarino, la forma de las costas y su influencia en la dirección de las corrientes, la desigual absorción y transporte de calor por la radiación solar absorbida por las aguas marinas, la influencia mutua entre las corrientes marinas y los vientos, la desviación de las corrientes debido al efecto de Coriolis (que, a su vez, también se debe a los efectos de la rotación terrestre), etc.

La rotación terrestre y las corrientes oceánicas

Los efectos de la rotación de la Tierra son visibles en la dirección de las corrientes oceánicas, en los patrones de los vientos especialmente, de los planetarios, en la dinámica fluvial y en el surgimiento de aguas frías de las profundidades submarinas en las costas occidentales de los continentes, específicamente de la zona intertropical. También es la responsable del abultamiento ecuatorial de nuestro planeta y, por ende, del achatamiento polar, aunque probablemente, este abultamiento ecuatorial se produjo en períodos de la historia geológica de nuestro planeta en los que su temperatura era mayor, por lo que tenía una especie de consistencia mucho más plástica y fácil de deformar.

Efecto Coriolis

Artículo principal: Efecto Coriolis

Idea general

El efecto Coriolis, descrito en 1835 por el científico francés Gaspard-Gustave Coriolis, es la aceleración relativa que sufre un objeto que se mueve dentro de un sistema de referencia no inercial en rotación cuando varía su distancia respecto al eje de giro. El efecto Coriolis hace que el objeto que se mueve sobre el radio de un disco en rotación tienda a acelerarse o a frenarse con respecto a ese disco según si el movimiento es hacia el eje de giro o alejándose de éste, respectivamente. Por el mismo principio, en el caso de una esfera en rotación, los movimientos de un objeto sobre los meridianos resultan afectados por esta fuerza ficticia, ya que dichos movimientos reducen o hacen crecer la distancia respecto al eje de giro.

Como el objeto se acelera (en relación con el marco de referencia no inercial) sin que se le aplique ninguna fuerza, a veces el efecto Coriolis se denomina fuerza de Coriolis, y en ese caso se aclara que se trata de una fuerza ficticia.

La magnitud física subyacente al efecto Coriolis es la inercia del cuerpo -denominada conservación del momento angular, en el caso de cuerpos girando alrededor de un eje-, que hace que la aceleración que tiene el marco de referencia (el giro implica una aceleración puesto que el vector velocidad varía de forma continua), al no ser aplicada al cuerpo, produzca la apariencia de que éste se está acelerando absolutamente.

En términos más rigurosos, se denomina fuerza de Coriolis a la fuerza que hay que ejercer sobre un cuerpo para que no modifique su velocidad angular cuando varía su distancia respecto al eje, es decir, la fuerza que hay que ejercer para que el efecto Coriolis no se manifieste. Esto es análogo al caso de la fuerza necesaria para que un cuerpo con una distancia fija respecto al eje la mantenga, fuerza que se denomina fuerza centrípeta y cuya ausencia produce la apariencia de fuerza (o fuerza ficticia), llamada fuerza centrífuga.

Un ejemplo canónico de efecto Coriolis es el experimento imaginario en el que disparamos un obús desde el Ecuador en dirección norte. El cañón está girando con la tierra hacia el este y, por tanto, imprime al obús esa velocidad (además de la velocidad hacia adelante de la carga de impulsión). Al viajar el obús hacia el norte, sobrevuela puntos de la tierra cuya velocidad líneal hacia el este va disminuyendo con la latitud creciente. La inercia del obús hacia el este hace que su velocidad angular aumente y que, por tanto, adelante a los puntos que sobrevuela. Si el vuelo es suficientemente largo (ver cálculos al final del artículo sobre el efecto de Coriolis), el obús caerá en un meridiano situado al este de aquél desde el cual se disparó, a pesar de que la dirección del disparo fue exactamente hacia el norte. Análogamente, una masa de aire que se desplace hacia el este sobre el ecuador aumentará su velocidad de giro con respecto al suelo en caso de que su latitud disminuya. Finalmente, el efecto Coriolis, al actuar sobre masas de aire (o agua) en latitudes intermedias, induce un giro al desviar hacia el este o hacia el oeste las partes de esa masa que ganen o pierdan latitud de forma parecida a como gira la bolita del ejemplo (de nuevo en el ejemplo mostrado en el artículo sobre el efecto de Coriolis).

La insolación y las corrientes marinas

La configuración del relieve submarino

Existen muchos tipos de relieve submarino:

  • fosas oceanicas
  • dorsales oceánicas
  • llanuras abisales
  • cordilleras submarinas

La configuración de las costas

Los vientos planetarios y las corrientes oceánicas

Tipos de corrientes oceánicas

Según su temperatura

Una clasificación sugerida de estos movimientos proviene de la temperatura de las masas de agua que se desplazan en cada uno de dichos movimientos:

  • Cálida: flujo de las aguas superficiales de los océanos que tiene su origen en la Zona Intertropical y se dirige, a partir de las costas orientales de los continentes hacia las latitudes medias y altas en dirección contraria a la rotación terrestre, como por ejemplo la Corriente del Golfo o la de la Kuroshio o Corriente del Japón.
  • Fría: flujo de aguas frías que se mueven como consecuencia del movimiento de rotación terrestre, es decir de este a oeste, a partir de las costas occidentales de los continentes por el ascenso de aguas frías de grandes profundidades en la zona intertropical y subtropical. Ejemplos de corrientes frías: la de Canarias, la de Benguela, la de Humboldt o del Perú, y la de California, todas ellas en las costas occidentales de los continentes de la zona intertropical y subtropical. Las corrientes de Oyashio (en el océano Pacífico y la de Groenlandia o corriente del Labrador, también se producen por el ascenso de aguas frías y podrían definirse como una compensación al efecto de las corrientes cálidas cuando alcanzan las altas latitudes en las costas occidentales de los continentes. Estas corrientes frías sólo se presentan en la zona ártica ya que la zona antártica es mucho más uniforme y solo tiene una corriente contínua circumpolar en la que no existe un ascenso de aguas frías provocado por el relieve submarino.
  • Mixta: algunas corrientes que surgen en las costas occidentales de los continentes en las zonas próximas a los trópicos se desplazan hacia el este como corrientes frías pero, en la medida en que se desplazan por los océanos más amplios, se van calentando superficialmente y se convierten en cálidas. Por ejemplo, las corrientes de Canarias y de Benguela, que son de aguas frías, se transforman en la corriente ecuatorial del norte y del sur (respectivamente) que son de aguas cálidas. Y lo mismo podemos decir de la de California y la del Perú en el Océano Pacífico.

Según sus características

Una segunda clasificación incluye el tipo de corriente a la cual se asocia el desplazamiento de masas de aguas en cualquier medio. Se asocia según el fenómeno que permite el movimiento.[1]

  • Corrientes oceánicas, pueden ser constantes, como en el caso de la Corriente del Golfo, o de períodos largos como las originadas por los monzones. Trasladan grandes masas de aguas, afectando la temperatura de la capa superior y repartiendo una enorme cantidad de calor en el sentido de los meridianos.
  • Corrientes de marea, son corrientes periódicas y diurnas que son producidas por la atracción lunar.
  • Corrientes de oleaje, son las que modifican en gran parte el litoral mediante las tempestades o huracanes que se asocian al movimiento de las masas de aire tanto de origen continental como marítimo.
  • Corrientes de turbidez: casi siempre acompañan a otra corriente, ayudando a su nacimiento y expansión. Resultan más fáciles de identificar y explicar en los grandes ríos de la zona intertropical y en las costas, donde se presentan corrientes de deriva litoral que arrastran sedimentos (arenas y arcillas) que van modificando con sus depósitos la línea de la costa (barras y cordones litorales, restingas, etc. El Mar Amarillo, al noreste de China debe su nombre al color de sus aguas producido por la gran cantidad de sedimentos (loess) acarreados por el río Amarillo (Hoang Ho) en un mar relativamente somero.
  • Corrientes de densidad, es la presencia vertical de dos masas de agua con distinta densidad y se presentan en los lugares de contacto entre aguas de distinta temperatura: una fría a mayor profundidad (por su mayor densidad) y otra cálida en la superficie. Generalmente, se desplazan en sentido contrario, por ejemplo, en el estrecho de Gibraltar suelen presentarse muchas veces unas corrientes superficiales hacia el oeste, mientras que en el fondo penetra en el Mediterráneo una gran cantidad de agua procedente del Atlántico mucho mayor en proporción porque el Mar Mediterráneo es deficitario en volumen de agua (es mayor la evaporación que el caudal aportado por los ríos y las lluvias).

Según el nivel del mar

Otra clasificación sugerida es por el nivel en que se genera la corriente marina.

  • Corrientes de profundidad, son corrientes generadas debajo de los 100 metros de profundidad, principalmente debido a la rotación terrestre, que da origen a la surgencia de aguas profundas, y por lo tanto frías, en las costas occidentales de los continentes en las latitudes intertropicales.
  • Corrientes de superficie, son las corrientes que se ven afectadas por los vientos predominantes, que les transmiten gran cantidad de energía y por la acción giratoria de la Tierra, generando corrientes circulares o en forma de espiral.

Estas corrientes influyen mucho en el clima regulando las temperaturas de las regiones por donde pasan. A su vez, estas corrientes dependen de la dirección de los vientos [2]

Causas físicas

Muestra en colores de la proyección de la Corriente del Golfo, como indica su color es una corriente de aguas cálidas.

Entre los mecanismos hidrológicos y oceanográficos que explican la producción de las corrientes oceánicas podemos citar los tres más importantes: el movimiento de rotación terrestre, los vientos planetarios y la surgencia de aguas frías de las profundidades en las costas occidentales de los continentes en la Zona Intertropical y en las latitudes subtropicales. Esta surgencia de aguas frías que se produce en las costas occidentales de los continentes en las latitudes tropicales se debe al movimiento de rotación terrestre, el cual tiene dos consecuencias importantes: una sobre los vientos, el efecto de Coriolis, que desvía hacia el Este a los vientos alisios y otra sobre las propias corrientes marinas, que las desvía de manera similar también hacia el este.

Consecuencias

Clima seco en las costas occidentales de la zona intertropical o subtropical que están bañadas por corrientes frías y clima más cálido y húmedo en las costas occidentales de los continentes en las latitudes medias y altas, debido a la enorme cantidad de energía que transportan desde la zona intertropical. A grandes rasgos, las direcciones de las corrientes oceánicas coinciden con las de los vientos planetarios por los mismos motivos que estos.

Principales corrientes

Categoría principal: Corrientes oceánicas
Principales corrientes marinas.

Océano Ártico

  • Corriente de Groenlandia Oriental
  • Corriente de Noruega

Océano Atlántico

Océano Pacífico

Océano Índico

  • Corriente de Agulhas
  • Corriente del este de Madagascar
  • Corriente de Leeuwin
  • Corriente de Madagascar
  • Corriente de Mozambique
  • Corriente de Somalia
  • Corriente ecuatorial del sur
  • Corriente del monzón
  • Corriente de Australia Occidental

Océano Antártico

Referencias básicas

Enlaces externos

Commons

Obtenido de "Corriente marina"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Corriente marina de las Islas Canarias — Saltar a navegación, búsqueda Corrientes oceánicas mundiales, entre las que se encuentra la Corriente de Canarias. La corriente marina de las Islas Canarias, a la que da nombre el archipiélago del mismo nombre (Islas Canarias), está incluida en… …   Wikipedia Español

  • Corriente — Saltar a navegación, búsqueda Contenido 1 En física 2 En oceanografía, hidrología y meteorología 3 En mecánica de fluidos …   Wikipedia Español

  • Corriente del Atlántico Norte — Saltar a navegación, búsqueda La corriente del Atlántico Norte, es una potente corriente marina continuación de la corriente del Golfo hacia el noreste. Al oeste de Irlanda se divide en dos ramas, una de ella (la corriente de las Canarias) va… …   Wikipedia Español

  • Corriente Circumpolar Antártica — Saltar a navegación, búsqueda La Corriente Circumpolar Antártica comunica los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. La Corriente Circumpolar Antártica (CCA) es una corriente marina que fluye de oeste a este alrededor de la Antártida. La CCA es la …   Wikipedia Español

  • Corriente ecuatorial del norte — Saltar a navegación, búsqueda La corriente ecuatorial del norte es una corriente marina cálida por la cual muchos países de América son alimentados. Tiene problemas de contaminación por las fábricas presentes en diferentes lugares del Oceano… …   Wikipedia Español

  • Corriente — ► adjetivo 1 Se refiere al agua u otro líquido que corre. 2 formal Se aplica a la semana, mes, año que transcurre en la actualidad: ■ el nueve del corriente mes tenemos reunión. 3 Que está en uso en el momento presente o en que se habla: ■ quiero …   Enciclopedia Universal

  • corriente — I. 1. adj m y f Que corre o está transcurriendo: mes corriente, plazo corriente, agua corriente II. 1 s f Movimiento continuo del aire, del agua o de los fluidos en general en una dirección determinada: corriente de aire, corriente de un río,… …   Español en México

  • Corriente de Australia Oriental — Saltar a navegación, búsqueda La Corriente de Australia Oriental (EAC por sus siglas en inglés) es la corriente oceánica más larga en los alrededores de la costa de Australia y transporta agua tibia en sentido contrario a las agujas del reloj… …   Wikipedia Español

  • Corriente del Brasil — Saltar a navegación, búsqueda La corriente del Brasil es una enorme masa líquida marina en movimiento en dirección de Norte a Sur que circula sobre la plataforma continental brasileña en el Océano Atlántico Sur. Es una masa de agua caliente… …   Wikipedia Español

  • Corriente oceánica — o marina es un movimiento de traslación, continuado y permanente de una masa de agua determinada. Algunos tipos de corrientes oceánicas son: ● Cálida: f1ujo del interior de los océanos que tiene su origen en las aguas cálidas cercanas al Ecuador… …   Enciclopedia Universal