Centenario de la Independencia del Perú


Centenario de la Independencia del Perú

Centenario de la Independencia del Perú


Las celebraciones por el Centenario de la Independencia del Perú se inician en el año 1921, en el que se cumplía el primer centenario de nuestra Independencia, encontró en el poder a Augusto B. Leguía, un hombre que le había cambiado la cara al Perú más que ninguno de los presidentes que le antecedieron. Durante su gobierno, se vivió una prosperidad que se veía en las calles y que la población reconocía. Leguía era un político formado en el mundo empresarial, donde tuvo relativo éxito; los conocimientos que aprendió ahí los volcó en el campo de la administración pública.

Esta fecha tan importante tenía que ser celebrada de manera trascendente. Así, durante los homenajes que se iniciaron en 1921, llegaron a Lima delegaciones de 34 países para presentar su saludo a ese presidente que daba que hablar fuera de la patria debido a sus contactos con el exterior, herencia de la trayectoria comercial que tuvo antes de iniciar su vida pública. Estos contactos se vieron fortalecidos porque el presidente comprendió la importancia que, como fuente de ingresos, tenía para el Perú el comercio exterior; así, una serie de productos nacionales fueron exportados porque los empresarios contaron en esa etapa con un fuerte apoyo del gobierno. La ciudad de Lima fue engalanada para la ocasión con luces eléctricas que decoraban, entre otros edificios importantes, el Congreso de la República, el Palacio de Gobierno, la Plaza Mayor y la Torre del Parque Universitario, obsequio de la colonia alemana. También fueron adornados unos arcos o pórticos que ostentaban los escudos de las naciones con las que compartíamos nuestra emancipación; Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia y Panamá, y que fueron colocados en las avenidas más visitadas por los vecinos y los turistas llegados para la ocasión. Los pórticos, edificios y plazas fueron regiamente iluminados por la empresa Todo Eléctrico, propiedad del ingeniero Fernando Reusche Justo. La celebración fue larga porque la Independencia había sido un logro que tomó mucho tiempo y muchas vidas. Comenzó el 28 de julio de 1921, un siglo después de que el Libertador don José de San Martín pronunciara desde un balcón las históricas palabras que hoy conocemos como la Proclama de la Independencia. Sin embargo, a pesar de que ellas ofrecían un país libre e independiente por la voluntad del pueblo, en esa ocasión se cumplían cien años en los que, lejos de consolidarse esa libertad e independencia, la historia era un recuento de las disputas internas entre los peruanos. Nuestros compatriotas vivían en pugnas constantes que postergaban la posibilidad de desarrollar la industria, el comercio, la educación, la cultura; veníamos avanzando de a pocos, o más bien dando tumbos que no siempre nos llevaban hacia adelante.

El gobierno de Augusto B. Leguía abarcó los años 1907 a 1912. Luego, él tuvo que salir del país durante cinco años, al término de los cuales volvió, invitado por Manuel Pardo. Leguía postuló y, en 1919 obtuvo nuevamente la primera magistratura por cinco años más. Al llegar el centenario, el presidente estaba a tres años de haber iniciado su segundo mandato, cuando todo era optimismo y el pueblo le sonreía con justicia por la obra que estaba haciendo, consistente en consolidar la economía y el progreso, que es, a la postre, lo que la población ansiaba en ese momento y aún hoy espera. El auge se traducía en economías sólidas, tanto de los nacionales como de los miembros de las colonias extranjeras radicadas en el Perú. Todos disfrutaban de esta bonanza, y por eso algunas colonias, con ayuda de sus gobiernos naturales o sin ella, tomaron la decisión de regalarle a la ciudad de Lima un presente que perennizase el centenario y tradujese en la forma de un monumento que adornara la muy progresista y afrancesada ciudad capital, el agradecimiento por la acogida generosa que recibían de nuestro pueblo. Bajo el gobierno del presidente Leguía, nuestra capital sufrió una transformación positiva. Grandes avenidas como Alfonso Ugarte, La Colmena, el Paseo de la República crecían como resultado de la voluntad de hacer de Lima una ciudad moderna, que finalmente dejase de ser lo que había sido hasta entonces: un gran pueblo. En 1921, nuestra capital lucía como una de las urbes más florecientes de América Latina. Los ofrecimientos de dichos monumentos fueron hechos en 1921, pero no todos los obsequios estuvieron listos ese año. Algunos empezaron a construirse en esa fecha, pero como su ejecución demandaba tiempo, fueron entregados progresivamente hasta 1926, en una serie de ceremonias. La idea original había sido que esos obsequios se entregasen entre 1921 y 1924, es decir, entre el centenario de la proclama de la Independencia del Perú por parte del Libertador don José de San Martín, que se cumplía el 28 de julio de 1921, y el de la Batalla de Ayacucho, celebrado el 9 de diciembre de 1924, que selló la independencia de la dominación de España en América. Sin embargo, no todas las colonias extranjeras llegaron a cumplir sus ofrecimientos en ese lapso. Las colonias residentes en el Perú que ofrecieron regalos fueron la alemana, la francesa, la belga, la norteamericana, la china, la japonesa, la palestina, la inglesa, la italiana y la española. También hubo países que hicieron obsequios. Tal fue el caso de Argentina, que luego de la ceremonia del 28 de julio de 1921, nos dejó los caballos tucumanos, sus arreos y las lanzas con las que desfilaron los soldados que la patria de San Martín había enviado para recordar la epopeya libertadora; esos potros, de gran alzada, sirvieron para mejorar nuestra caballería militar.

El gobierno peruano mandó construir la Plaza San Martín con un bello monumento ecuestre del libertador, realizado por el escultor español Ariano Benluire. El monumento descansa sobre un imponente pedestal y está rodeado de una plaza que se diseñó para ser la más hermosa del Perú y, por qué no, de América. Su inauguración, el 27 de julio de 1928, dio inicio a las celebraciones del centenario. La Municipalidad de Lima no se quedó atrás, y para la ocasión obsequió el bello monumento del almirante Bergasse du Petit Thouars que está frente a la sede de Radio Nacional y la Plaza Washington. Nuestra capital fue visitada por numerosas delegaciones de otros países, motivadas por las excelentes relaciones internacionales que, como hemos señalado, había sabido tejer el gobierno del presidente Leguía. Posteriormente se publicó un libro en el que se hace un recuento de las visitas extranjeras, señalando no sólo la cantidad de integrantes de las delegaciones sino la calidad de los personajes que llegaron a visitar el país.

Contenido

Colonia Alemana

La colonia que representó Alemania, una de las más antiguas afincadas en el Perú, obsequió una torre con reloj, que está ubicada en el Parque Universitario. Este monumento contiene un mecanismo conectado a una serie de campanas que hacía que, a las doce del mediodía, tañese el Himno Nacional del Perú. Existen fotos en las que se puede apreciar la torre iluminada formando parte del conjunto de edificaciones que engalanaron la ciudad para el centenario, lo que hace ver que los alemanes, con su consabida organización, entregaron su obsequio antes de 1924.

Esta magnífica torre ha sido testigo de los avatares de los estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos a lo largo de los años. Cuántas veces, mientras las campanas tocaban el "Somos libres" al pie del monumento, se producían los reclamos de libertad de los estudiantes, reprimidos a palos por la policía, que acataba las órdenes del gobernante de turno. Como muchos encantos que tiene nuestra ciudad, la torre fue cayendo en el olvido, y en este caso por falta de mantenimiento dejó de tocar el himno durante muchos años. Recientemente, durante el gobierno municipal de don Alberto Andrade, la torre fue restaurada y su mecanismo, una vez reparado, se puso otra vez en marcha para deleite de los viandantes que llegan a este céntrico parque a gozar de los espectáculos que ahí se realizan, mientras a las doce el campanario toca el himno y a cada hora hace recordar al habitante que tienen una cita que atender, o quién sabe si pretende decirles que ha transcurrido una hora más sin que alcancemos aún la cita con la libertad.

Colonia Belga

Si bien la colonia que representa a Bélgica no ha sido nunca numerosa en el país, sí ha sido significativa su presencia en el campo educativo, que se remonta a la época de la Colonia, cuando encontramos a personajes de esa nacionalidad que participaron, por ejemplo, diseñando los muros de fortificación de Lima de antaño. La presencia belga en el Perú se manifestó casi siempre a través de la docencia en distintas disciplinas del saber. Tal vez lo más saltante fue el impulso que esta colonia le dio a la entonces escuela de agronomía, a partir de la cual se formó la Universidad Nacional Agraria La Molina, que llegaría a tener fama más allá de nuestras fronteras.

Esta colonia, que había pasado por todas las etapas de la vida en el Perú, no podía estar ausente en esa fecha tan especial, y obsequió un monumento del escultor belga Constantin Meunier (18311905), que representaba a un estibador. Esta pieza de bronce, de 2,10 metros de altura, fue inaugurada por el presidente Leguía en junio de 1922. Se ubicó al comienzo de la avenida Leguía, lugar que hasta hoy conserva, cosa poco común en la ciudad de Lima, donde con frecuencia las estatuas parecen caminar.

Colonia Británica

Otra colonia que tenía una presencia política y económica importante era, sin duda, la del Reino Unido. Al igual que en otros países sudamericanos, los ingleses tenían grandes intereses comerciales en nuestro territorio. Mantenían en Lima un club británico, el Phoenix Club, en el que se seguían todas las costumbres londinenses. Fue sin duda en este lugar donde se gestó la idea de hacerle al Perú un obsequio por el importante aniversario de su Independencia. El Comité Británico del Centenario estuvo presidido por el general Archibald Cooper e integrado por los señores P. L. Bachelor, N. Xison, Malcolm Grant y Robert Wakeham; este último era, en ese tiempo, el comandante general del Cuerpo de Bomberos.

Aficionados como pocos a los deportes, los ingleses optaron por obsequiarle al Perú un estadio en el que se pudiesen

Colonia Francesa

los Franceses una estatua a La Libertad

Colonia China

Obsequiaron el portal para el barrio chino presente en el Peru.

Colonia Norteamericana

Colonia Italiana

La colonia italiana, animada por don Gino Salocchi, obsequió uno de los más bellos regalos, el Museo de Arte Italiano, inaugurado en 1924. Está abierto al público hasta el día de hoy, en su lugar originario, en el Parque Neptuno.

Colonia Palestina

fue el único obsequio que no se encuentra en Lima. sino en la cuidad de Arequipa.

Colonia Española

El obsequio de la colonia Española fue "el arco de la amistad"

Colonia Japonesa

la colonia Japonesa obsequiaron el monumento a Manco Capac.

Veáse tabién

Museo de Arte Italiano

Obtenido de "Centenario de la Independencia del Per%C3%BA"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Gran Parada Militar del Perú — Escuadrón de Caballería de la Escuela Militar de Chorrillos De todas las ceremonias que se desarrollan durante las celebraciones por Fiestas Patrias en el Perú la Gran Parada Militar, es un imponente desfile que se lleva a cabo cada 29 de julio… …   Wikipedia Español

  • Selección de fútbol del Perú — Selección de fútbol del Perú Datos generales Código FIFA PER …   Wikipedia Español

  • Antiguo Estadio Nacional del Perú — Saltar a navegación, búsqueda Estadio Nacional Localización Lima,  Perú Propietario …   Wikipedia Español

  • Orden El Sol del Perú — La Orden El Sol del Perú , en el grado de Gran Cruz. La Orden El Sol del Perú, creada inicialmente con el nombre de la Orden del Sol, es una de las dos condecoraciones que da el Estado Peruano a sus ciudadanos y a extranjeros que han destacado en …   Wikipedia Español

  • Historia de la 24ta. Comandancia de la Guardia Civil del Perú — 24ª Comandancia de la Guardia Civil del Perú Caballería Bandera de Guerra y Escolta de la 24ta. Comandancia de la Guardia Civil del Perú Caballería. Los Guardias Civiles de la foto están equipados con cascos militares franceses del tipo General… …   Wikipedia Español

  • Palacio de Gobierno del Perú — Saltar a navegación, búsqueda Palacio de Gobierno del Perú Casa de Pizarro Frontis del Palacio de Gobierno de Lima y Pileta del Virrey Conde de Salvatierra en primer plano Información Ubic …   Wikipedia Español

  • Historia de la Selección de fútbol del Perú — La selección de fútbol del Perú en la Copa América 2007. El inicio de la historia de la selección de …   Wikipedia Español

  • Arte del Perú — Saltar a navegación, búsqueda El arte peruano empezó con los pobladores precolombinos y hay expresiones muy fecundas del arte a lo largo de la historia del Perú. Contenido 1 Arte prehispánico de >MSP 1.1 Cerámica 1.2 …   Wikipedia Español

  • Independencia americana — y expresiones similares, coincidentes en todo o en parte (independencia de América, de Latinoamérica, de Hispanoamérica, de la América española, etc.), pueden referirse a: La emancipación o descolonización de América Contenido 1 Independencia de… …   Wikipedia Español

  • Independencia de Guayaquil — Independencia de Guayaquil …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.