Censura en Cuba


Censura en Cuba

Censura en Cuba

Este artículo trata sobre la censura en Cuba, en particular, la debida a la radicalización comunista del gobierno de Fidel Castro desde 1961, a poco más de dos años del triunfo de la Revolución Cubana (el 1 de enero de 1959).

Ya durante la década de 1970, en coincidencia con el período de por entonces renovado “oscurantismo” cultural de la Unión Soviética de Leonid Brézhnev, Cuba había vivido y sufrido uno de sus momentos históricos de mayor censura informativa y literaria.

Los propios medios estatales se encuentran bajo la directa supervisión ideológica del “Departamento de Orientación Revolucionaria” del gobernante Partido Comunista de Cuba, el cual “desarrolla y coordina estrategias de propaganda”.[1]

Al igual que en cualquier otro régimen marxista-leninista que se precie de ser tal, en Cuba los libros, diarios y periódicos, canales de televisión, estaciones de radio, películas y la música soportan, en mayor o menor mediada, el fuerte filtro de la censura ideológica gubernamental.

Contenido

Críticas internacionales

Durante los últimos años, la censura en la isla ha sido informada y reportada insistentemente, y llegó a resultar en sanciones impuestas por la Unión Europea en 2003, después del encarcelamiento sumario de 75 periodistas independientes y, por lo tanto, disidentes.[2]

En una declaración del 26 de octubre de 2003, el Parlamento Europeo, el cual otorga ese premio anualmente, comunicó que las el grupo de mujeres cubanas que ha estado protestando pacíficamente todos los domingos desde 2004 contra la detención continua de sus esposos e hijos, quienes a su vez son disidentes políticos en Cuba. Estas mujeres usan el blanco como símbolo de la paz y de la inocencia de aquellos encarcelados.”

Por su parte, la ONG de origen francés Reporteros sin fronteras (Reporters sans frontières) ubica a Cuba cerca del final de su índice mundial sobre la libertad de prensa (Press Freedom Index) de 2008, tan sólo por delante de unos muy pocos países aún más cerrados, como la también comunista Corea del Norte.[3] RSF afirma que “Cuba es la segunda mayor del mundo para los periodistas”, después de la República Popular China.[4]

Por otro lado, Cuba fue nombrada como uno de los diez países más censurados del mundo por el Comité para Proteger a los Periodistas.[1]

Medios y cultura en general

Los cubanos no pueden mirar o escuchar transmisiones independientes, privadas o extranjeras.[5]

Tampoco pueden leer libros, revistas o periódicos, amenos que estén aprobados por el régimen o que, por supuesto, sean publicados por él mismo.[5] Además, no tienen permitido suscribirse a publicaciones del exterior ni recibirlas de visitantes o turistas extranjeros.[5]

En agosto de 2006, el régimen cubano emitió una advertencia a los pocos poseedores de las -ya de por sí ilegales- antenas parabólicas de televisión, citando su preocupación de que los Estados Unidos pudiesen transmitir programación con un “contenido desestabilizador y subversivo”. [6]

Copias de publicaciones tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas han sido incineradas o destruidas de otro modo.[7]

Después de la radicalización comunista de la Revolución cubana, Ernesto “Che” Guevara quería prohibir el jazz el el rock and roll, a los que -sin saber de su origen negro- veía como “música imperialista”.[8]

Las minifaldas (todo un símbolo occidental de la moda y de la liberación sexual femenina de la década de 1960), así como el por entonces ascendente cuarteto británico pop Los Beatles fueron prohibidos, como ejemplos de la “decadente cultura capitalista”.[9]

Antes del triunfo de la Revolución cubana en 1959, La Habana se jactaba de tener 135 salas de cine, más que Nueva York o París. En la actualidad, tan sólo algunas de ellas continúan abiertas, aunque la población de la ciudad se ha más que duplicado desde entonces.[10] [11]

Por su parte, el régimen comunista estableció un estricto control ideológico de la sobre la industria del cine, y las películas comenzarían a recibir la censura del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico.[12]

En 2002, luego del festival de hip-hop que había tenido lugar en La Habana en agosto, la Casa de la Cultura recibió la orden, por parte del Ministerio de Interior (MinInt) castrista de revisar las letras de las canciones de rap antes del comienzo de cualquier concierto.[13]

Los rappers cubanos respondieron cambiando o alternado su el estilo o ritmo de su música y/o de sus letras. Por lo tanto, las notas estridentes que provenían de los barrios y caseríos que tanto preocupaban a las autoridades estatales cuando se escuchaban por primera vez comenzaron a ser “ablandadas”, implicando cierto nivel de autocensura, y hasta comenzaron a aprovechar las oportunidades promocionales lanzadas por los mismos funcionarios que habían lanzado la “cacería ideológico-musical”.[14]

Teléfonos móviles

Los celulares estuvieron fuertemente regulados , y solo están restringidos para ser utilizados por una élite de cubanos. En 2008 un artículo informó que informó que Cuba tiene la segunda menor tasa de penetración de telefonía móvil por habitante del mundo, según las Naciones Unidas, sólo por detrás de la pobre y relativamente aislada nación oceánica de Papua Nueva Guinea.[15] Desde 2008 el gobierno de Raúl Castro permitió su compra para todos los ciudadanos.

Censura de Internet

El gobierno castrista cubano ha llegado a denominar a la Internet como “la gran enfermedad del siglo XXI”[16] De hecho, mientras que permisos especiales están disponible para una élite de cubanos “confiables” seleccionados, el acceso a la Red de redes permanece notablemente restringido para la inmensa mayoría de la población.[16]

Se requiere un permiso especial para poder utilizar Internet en Cuba. El acceso a la Red, no obstante ser mucho más bajo que en la mayoría de los países, es permanentemente controlado y el contenido de los mensajes de correo electrónico es monitoreado.[16] [17]

Existen dos tipos de conexiones a la Red en los pocos cibercafés cubanos: una que es “nacional” y que sólo permite utilizar un servicio de e-mail operado por el propio gobierno, y otra “internacional”, que sí permite acceso a sitios web y servicios extranjeros.[17]

La gran mayoría de la población está restringida solamente a la primera, la cual, por otro lado cuesta 1,5 dólar estadounidense por hora (lo que equivale a aproximadamente un décimo del salario de un cubano promedio según tipos de cambio). Demás está decir, que esto tiende a mantener a la gente al margen de la utilización potencial de ese servicio. Menos factible aún es el acceso “pleno”, el cual -al costar unos 5 USD por h.-, equivale a nada menos que un tercio del sueldo mensual promedio.[17]

Además, para poder utilizar una computadora, los cubanos deben brindar su nombre y su dirección – y si escriben labras “peligrosas” en las búsquedas que realizan -que sugieran algún tipo de disenso socio-político-, aparece una ventana emergente (popup), indicando que el documento ha sido bloqueado, invocando pretendidas y supuestas razones de “seguridad nacional”, y el navegador (browser) o el procesador de textos es forzado a cerrarse automáticamente.[17] Por otra parte, los turistas y visitantes extranjeros que permiten que cubanos utilicen sus propias computadoras portátiles suelen ser acosados al respecto, para que dejen de hacerlo.[17]

Esta prohibido comprar cualquier tipo de equipo informático sin el expreso permiso de las autoridades. Aunque es difícil, es posible ensamblar una computadora a partir de partes compradas en el mercado negro, pero los precios son prohibitivos. El Estado es el dueño de casi todas las computadoras de la isla. Como resultado, Cuba tiene uno de los menores índices de propiedad de computadoras – de sólo 3,3 cada 100 habitantes, la misma tasa que Togo[18]

Por su parte, el embajador cubano Miguel Ramírez ha descripto a la ONG de derechos humanos Amnistía Internacional (Amnesty International) como sesgada y ha argumentado que Cuba tiene el derecho a “regular el acceso a Internet y evitar a los hackers, el robo de contraseñas, y los sitios pornográficos, de cultos satánicos, terroristas y otros sitios negativos”.[19]

Por otro lado, las autoridades castristas cubanas alegan que el embargo comercial estadounidense (al que denominan con el técnicamente incorrecto término militar de “bloqueo”) les impide a los cubanos tener acceso a Internet por medio de cables submarinos [de fibra óptica ], uno de los cuales dicen que pasa a sólo unos 30 km de La Habana. Por lo tanto, eso los fuerza a conectarse a la Red de redes vía satélite, lo que es más caro y hace que el servicio sea notablemente más lento. Aunque algo de verdad puede haber en esa aseveración, lo cierto es el gobierno castrista, al igual que cualquier régimen comunista en general, poco hace para que su pueblo pueda acceder a fuentes de información alternativas y que no tengan su notorio y muy interesado sesgo ideológico.

Por otro lado, las autoridades estatales afirman que ellas priorizan el acceso “colectivo” a Internet, en lugares de trabajo. escuelas y centros de investigación, donde varia gente comparte una computadora.[20]

Por otro lado, las autoridades cubanas han informado que aproximadamente 1.400.000 habitantes (un 12% de la población total) tiene [algún tipo de] acceso a Internet), y que existían 630.000 computadoras [personales] en la isla en 2008, implicando in incremento de 23% respecto de la cifra de 2007.[21]

El periodista independiente cubano Guillermo Fariñas realizó una huelga de hambre durante siete meses para protestar contra la censura contra Internet en Cuba. La finalizó en el otoño de 2006, con algunos severos problemas de salud, pero estando aún consciente.[22] Fariñas luego agregó que “estaba listo para morir en su lucha contra la censura”.[22]

Reciente cooperación con China

La ONG de origen francés Reporteros Sin Fronteras sospecha que el régimen comunista cubano obtiene su tecnología de vigilancia de China, la cual por otra parte ya ha sido proveedora de material de ese tipo a otros gobiernos autoritarios, como el de Belarús y el de Zimbabwe.[17]

Cronología de eventos

En 1963 el ya radicalizado régimen castrista, comenzó a interferir en trasmisiones radiales extranjeras,[23] sobre todo las que estaba comenzando a emitir el naciente exilio cubano desde la cercana ciudad estadounidense de Miami, en el sur de la Florida. Cuarenta años después, las interferencias aún son comunes. Por ejemplo, en 2006, el gobierno comenzó a interferir las emisiones de Radio República, una estación clandestina que transmitía en la frecuencia de 7205 kHz.[cita requerida]

Atracción internacional

Véase también: Derechos humanos en Cuba

En 2003, la Unión Europea impuso sanciones al gobierno de Fidel Castro debido a la represión y posterior encarcelamiento sumario de 75 periodistas disidentes (justo cuando la prensa internacional estaba expectante debido a la invasión estadounidense de Iraq), en un hecho que en el extranjero sería conocido como ”Primavera negra”. No obstante las sanciones impuestas no fueron renovadas en 2006, a pesar de haber declarado el Consejo de Europa en ese momento que “el estado de los derechos humanos [en Cuba] se había deteriorado”[cita requerida]. Por otro lado, desde que las sanciones fueron impuestas, 20 de los periodistas encarcelados en 2003 aún siguen en prisión, incluyendo a Guillermo Fariñas.[24]

Por su parte, la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias y su Comité para el Libre Acceso a la Información y la Libertad de Expresión expresaron su profunda preocupación acerca de las continuas violaciones del derecho humano básico de libertad de acceso a la información.[25]

Asimismo, la Oficina de Asuntos Cubanos del gobierno federal de los Estados Unidos emitió una declaración elogiando al Comité de Coordinación Global de Organizaciones por la Libertad de Prensa por su esfuerzo de atrare la atención hacia el “injusto encarcelamiento de periodistas” en Cuba.[26]

Referencias

  1. a b The Committee to Protect Journalists (ed.): «10 most censored countries (“Los diez países más censurados”)».
  2. Eric Green, Cuban women's group awarded European Parliament's Sakharov Prize. Prize also awarded to press freedom group (“Grupo de mujeres cubanas condecoradas con el premio Sajarov del Parlamento Europeo. Premio también concedido a grupo a favor de la libertad de prensa”), 2005
  3. Reporteros Sin Fronteras (ed.): «Press Freedom Index 2008» (2008).
  4. Reporteros Sin Fronteras (ed.): «Updated information on imprisoned Cuban journalists (“Información actualizada sobre periodistas cubanos encarcelados”)».
  5. a b c «Cuba facts, n° 42».
  6. Thompson, Ginger. «Cuba: Warning on TV dishes (“Cuba: Advertencia sobre las antenas parabólicas satelitales”)», 2006-08-10. Consultado el 2006-12-07.
  7. «Books ordered burned or destroyed by Cuban courts in April 2003 (“Libros ordenados que fuesen quemados o destruidos por las cortes cubanas en 2003”)».
  8. «Hollywood's sick love affair with Che Guevara».
  9. «Cuban writers angered by resurfacing of censor (“Escritores cubanos enojados por reaparición de censor”».
  10. The Economist (ed.): «The Cuban revolution at 50: Heroic myth and prosaic failure (“La revolución cubana a los 50 [años: Mito heroico y fracaso prosaico”))]» (30 de diciembre).
  11. Theodore Dalrymple. «Cuba: A cemetery of hopes (“Cuba: un cementerio de esperanzas”)».
  12. Luis William. Culture and customs of Cuba (“Cultura y costumbres de Cuba”.
  13. Censorship against young poets and rap artists (“Censura contra jóvenes poetas y artistas de rap”) autor=Jorge Alberto Aguiar Diaz, Cuba News|fecha=13 de diciembre de 2002}}
  14. Welmo Romero, Joseph (2008). From hip-hop to reggaeton: Is there only a step? (“¿Hay un solo paso del hip-hop al reggaeton?”. Duke University Press.
  15. Michael C. Moynihan (22 de febrero). «Still stuck on Castro - How the press handled a tyrant's farewell (“Aún pegados a Castro – Cómo la prensa manejó la despedida de un tirano”)».
  16. a b c Reporters Without Borders (ed.): «Internet in Cuba».
  17. a b c d e f Reporteros Sin Fronteras (ed.): «Going online in Cuba: Internet under surveillance (“Entrar en línea en Cuba: Internet bajo vigilancia”)» (2006).
  18. Según datos de 2005 de la ITU (International Telecommunications Union, Unión Internacional de Telecomunicaciones).
  19. «Cuba delays crackdown against illegal access to Internet (“Cuba demora la represión al acceso ilegal a Internet”».
  20. «Cuba to keep internet limits». Consultado el 1 de marzo de 2009.
  21. «Cuba to keep internet limits (“Cuba mantendrá los límites a Internet”)». Consultado el 1 de marzo de 2009.
  22. a b Reporteros Sin Fronteras (ed.): «Guillermo Fariñas ends seven-month-old hunger strike for Internet access (“G.F. finaliza huelga de hambre de siete meses por acceso a Internet”» (1 de septiembre de 2006).
  23. «History of Cuba Timetable: 1959 thru 1979».
  24. «Dismay at the European Union’s decision not to re-impose Cuba sanctions (“Consternación ante la decisión de la Unión Europea de no re-imponer sanciones a Cuba”)», 2006-06-04. Consultado el 2006-12-07.
  25. [http://www.ala.org/ala/iro/iroactivities/alacubanlibraries.htm Access to Information and Intellectual Freedom in Cuba (“Acceso a la información y libertad intelectual en Cuba”), American Library Association.
  26. Green, Eric. «U.S. lauds press freedom advocates’ criticism of Cuba (“Estados Unidos exalta las críticas a Cuba por parte de los abogados de la libertad de expresión”)», News from Washington, 2006-11-06. Consultado el 2006-12-08.

Enlaces externos

Obtenido de "Censura en Cuba"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Censura en Venezuela — Saltar a navegación, búsqueda Venezuela aparece en el puesto 114 (entre 169 países) respecto de la censura, según la ONG de origen francés, Reporteros Sin Fronteras (la cual, por otra parte, recibe financiamiento del Center for a free Cuba y del… …   Wikipedia Español

  • Censura — (Del lat. censura.) ► sustantivo femenino 1 Acción de criticar la conducta o comportamiento de los demás. 2 ADMINISTRACIÓN Autoridad pública, institución o entidad cuyo cometido es controlar la libre manifestación de pensamientos, ideas o… …   Enciclopedia Universal

  • Cuba — Para otros usos de este término, véase Cuba (desambiguación). República de Cuba …   Wikipedia Español

  • Cine de Cuba — El Cine de Cuba o Cine cubano fue introducido a la isla a principios del siglo XX, con el inicio de la producción cinematográfica que produjo alrededor de 80 películas completas antes de la Revolución cubana en 1959. En su mayoría éstas películas …   Wikipedia Español

  • Historia de Cuba — Indios en Cuba. Grabado de 1558. La prehistoria de la isla de Cuba comprende desde alrededor del año 8000 a. C. con la llegada de los primeros aborígenes hasta la llegada de Cristóbal Colón en 1492. La historia escrita de la isla comienza con la… …   Wikipedia Español

  • Batalla naval de Santiago de Cuba — Para otros usos de este término, véase Batalla de Santiago de Cuba (desambiguación). Batalla naval de Santiago de Cuba Parte de Guerra Hispano Estadounidense …   Wikipedia Español

  • Derechos humanos en Cuba — Saltar a navegación, búsqueda Los Derechos humanos en Cuba son objeto de controversia y debate. Cuba es signataria de Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la cual contiene una cláusula que denota los derechos… …   Wikipedia Español

  • Yoani Sánchez — Yoani Sánchez …   Wikipedia Español

  • Nuestros años verde olivo — Autor Roberto Ampuero Idioma español Editorial Editorial Planeta …   Wikipedia Español

  • Disidencia cubana — Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. El término disidencia cubana se refiere habitualmente a la oposición… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.