Catolicismo

Catolicismo


Catolicismo
Saint Peter's dome in the morning.jpg
Fundador Jesucristo
Deidad Santísima Trinidad
Texto sagrado Biblia, Tradición Apostólica

El catolicismo (del griego καθολικός 'universal, que comprende todo') es la rama del cristianismo con mayor número de fieles, seguido por el protestantismo. Se dividió en cismas respectivos, los principales: la Iglesia Romana, la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Anglicana.

Existen varias denominaciones cristianas que se declaran católicas. La más numerosa es la Iglesia Católica Romana, que abarca el conjunto de iglesias que se declaran en comunión con la autoridad del obispo de Roma, el Papa. Existen, además, denominaciones católicas independientes de Roma, como es la Iglesia Ortodoxa, que depende de los distintos Patriarcados, habiendo uno que es primus inter pares entre los patriarcas, el Patriarca de Constantinopla.

El caso de la Iglesia Anglicana, que se forma por el cisma de la reforma (incluso mucho más tarde), mantuvo por mucho tiempo el mismo dogma y doctrina de la iglesia romana, pero hoy tiene diferencias, producto de la evolución de cada una. La Comunión Anglicana abarca a todas las iglesias que siguen dicha comunión, y que se sienten en directa relación con el Arzobispo de Canterbury, que es la cabeza de la iglesia por concesión del Monarca británico.

Véase también: Denominaciones cristianas

Una denominación cristiana se declara católica cuando su credo coincide en lo esencial con la doctrina católica. Esta coincidencia puede ser menor o incluso muy diferente en otros ámbitos como la aceptación de concilios históricos, la liturgia o la eclesiología.

Contenido

Iglesia Católica Apostólica Romana

Artículo principal: Iglesia Católica Apostólica Romana
Porcentaje de la población católica

La Iglesia Católica Apostólica Romana se extiende principalmente en países de Europa del suroeste, Europa central y de América Latina y en Filipinas.

Es la iglesia cristiana con mayor extensión y de la cual se derivan otras iglesias autodenominadas católicas, su centro actual es el Vaticano, en Roma (Italia), donde reside el Papa, quien es considerado por los católicos romanos como cabeza del Colegio de los Obispos, en tanto que sucesor de San Pedro, Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia. La sede papal residió en Aviñón, Francia, en un breve período de tiempo de la Baja Edad Media.

Dogmas católicos

Los dogmas católicos son las creencias esenciales que identifican y definen el credo católico frente a otras confesiones cristianas, si bien algunas de estas creencias son comunes a otras denominaciones cristianas (e.g. Encarnación, Trinidad). Para un católico el dogma es una verdad revelada por Dios y propuesta por la Iglesia, para la creencia de los fieles.

Los dogmas católicos se basan en la Biblia y en la Tradición Apostólica. Así como los hebreos tenían su tradición (que fue la base de gran parte de los libros del Antiguo Testamento), así los católicos tienen la tradición apostólica transmitida de generación en generación de forma escrita y oral.

Algunos dogmas esenciales son:

  • Trinidad de Dios (hay tres personas divinas, que son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo)
  • Eucaristía (pan y vino transformados en el Cuerpo y la Sangre de Cristo)
  • Inmaculada Concepción (la Virgen concebida sin pecado original)
  • Maternidad Divina (la Virgen es la madre de Dios)
  • Virginidad Perpetua (María siempre Virgen)
  • Asunción de la Virgen (María es asunta llena de gloria a los cielos y es coronada como "Reina y Madre de todo lo creado")

Sacramentos

Artículo principal: Sacramentos católicos

Los católicos reconocen siete sacramentos, los cuales según su doctrina fueron instituidos por el mismo Jesucristo:

Sacramentos de iniciación cristiana

Bautismo

Nominalmente, la palabra bautizar significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la inmersión en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo de donde sale por la resurrección con El (cfr. Rm. 6, 3-4; Col 2, 12) como nueva criatura (2 Co. 5, 17; Ga. 6, 15) (Catecismo, n. 1214).

Entre los sacramentos, ocupa el primer lugar porque es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Según el catecismo (n. 1213), por el Bautismo los cristianos son liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegan a ser miembros de Cristo y son incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión.

  • San Pablo lo denomina baño de regeneración y renovación del Espíritu Santo (Tit. 3, 5);
  • San León Magno compara la regeneración del bautismo con el seno virginal de María;
  • Santo Tomás, asemejando la vida espiritual con la vida corporal, ve en el bautismo el nacimiento a la vida sobrenatural.

Comunión

La Sagrada Eucaristía culmina la iniciación cristiana. Los que han sido elevados a la dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo por la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el sacrificio mismo del Señor. [1]

Cabe mencionar que para el catolicismo romano la Eucaristía no representa un símbolo sino que es Jesucristo mismo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad presentes en la Eucaristía, debido a esto es llamado El Santísimo Sacramento.

Confirmación

Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los "sacramentos de la iniciación cristiana", cuya unidad debe ser salvaguardada. Es preciso, pues, explicar a los fieles que la recepción de este sacramento es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal (cf OCf, Praenotanda 1). En efecto, a los bautizados "el sacramento de la confirmación los une más íntimamente a la Iglesia y los enriquece con una fortaleza especial del Espíritu Santo. De esta forma se comprometen mucho más, como auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras" (LG 11; cf OCf, Praenotanda 2) [2]

Sacramentos de curación

Penitencia, llamado también Confesión o Reconciliación

De acuerdo con el catecismo de la Iglesia católica:

  • Se le denomina sacramento de conversión porque realiza sacramentalmente la llamada de Jesús a la conversión (cf Mc 1,15), la vuelta al Padre (cf Lc 15,18) del que el hombre se había alejado por el pecado.
  • Se denomina sacramento de la Penitencia porque consagra un proceso personal y eclesial de conversión, de arrepentimiento y de reparación por parte del cristiano pecador.
  • Es llamado sacramento de la confesión porque la declaración o manifestación, la confesión de los pecados ante el sacerdote, es un elemento esencial de este sacramento. En un sentido profundo este sacramento es también una "confesión", reconocimiento y alabanza de la santidad de Dios y de su misericordia para con el hombre pecador.
  • Se le llama sacramento del perdón porque, por la absolución sacramental del sacerdote, Dios concede al penitente "el perdón y la paz" (OP, fórmula de la absolución).
  • Se le denomina sacramento de reconciliación porque otorga al pecador el amor de Dios que reconcilia: "Dejaos reconciliar con Dios" (2 Co 5,20). El que vive del amor misericordioso de Dios está pronto a responder a la llamada del Señor: "Ve primero a reconciliarte con tu hermano" (Mt 5,24). [3]

Unción de los enfermos (antes llamada extremaunción)

Con la sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros, toda la Iglesia entera encomienda a los enfermos al Señor sufriente y glorificado para que los alivie y los salve. Incluso los anima a unirse libremente a la pasión y muerte de Cristo; y contribuir, así, al bien del Pueblo de Dios" (LG 11). [4]

Sacramentos de servicio a la comunidad

Matrimonio

"La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados" (⇒ CIC, can. 1055,1) [5]

Orden Sagrado

El Orden es el sacramento gracias al cual la misión confiada por Cristo a sus Apóstoles sigue siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos: es, pues, el sacramento del ministerio apostólico. Comprende tres grados: el episcopado, el presbiterado y el diaconado. [6]

Conceptos

Los mandamientos de Dios

Artículo principal: Diez mandamientos

Los diez mandamientos: según el Catecismo de la Iglesia Católica, adaptados de los libros de Éxodo (20, 2-17) y Deuteronomio (5, 6-21), son los siguientes:

  1. Amar y adorar a Dios sobre todas las cosas.
  2. Respetar el Nombre del Señor.
  3. Guardar el Día del Señor.
  4. Honrar al padre y madre.
  5. No matar.
  6. No cometer acciones impuras.
  7. No robar.
  8. No levantar falso testimonio ni mentir.
  9. No consentir en pensamientos impuros.
  10. No codiciar bienes ajenos.

Todos éstos se resumen en uno solo: Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo.

Los cinco preceptos de la Iglesia[1]

  1. Celebrar la eucaristia entera todos los domingos y fiestas de guardar.
  2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de muerte, y si se ha de comulgar.
  3. Comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
  4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
  5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

Las bienaventuranzas

  1. Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos
  2. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra
  3. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados
  4. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados
  5. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia
  6. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios
  7. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios
  8. Bienaventurados los perseguidos a causa de la injusticia, porque de ellos es el Reino de los cielos
  9. Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan contra vosotros toda clase de calumnias por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en el cielo

Los siete pecados capitales

Artículo principal: Pecados capitales


A los pecados capitales se les oponen siete virtudes:

Además, se consideran las Virtudes Teologales y las Cardinales.

Virtudes teologales

Virtudes cardinales

Pecados veniales y mortales

Con base en lo anterior el catecismo de la Iglesia Católica reconoce dos tipos de pecados, veniales y mortales.[2] Para que un pecado sea mortal (infracción grave que destruye la caridad del hombre) se requieren tres condiciones: ‘Es pecado mortal lo que tiene como objeto una materia grave (falta a uno de los 10 mandamientos) que sea cometido con pleno conocimiento (que la persona sepa que la falta es un pecado) y deliberado consentimiento (que la persona esté consciente de lo que hace y no lo haga bajo presión de personas o circunstancias).

El pecado venial es una infracción leve, que si bien no rompe la relación de amistad del hombre con Dios, como lo hace el pecado mortal, sí deteriora esa relación, y dispone al hombre para caer en pecado mortal. En palabras del padre Jorge Loring, en el libro "Para Salvarte", una tos pequeña, pero descuidada, puede llevar a la sepultura. Un punto negro en un diente no es nada, pero si no se lo enseñas al dentista, pronto todo el diente quedará dañado, y hasta puede ser necesaria la extracción.

Actos buenos y actos malos

Según el catecismo de la Iglesia católica, existen actos buenos y actos malos (cf. 1755-1756), donde un acto moralmente bueno supone al mismo tiempo la bondad del objeto, del fin y de las circunstancias. Una finalidad mala corrompe la acción, aunque su objeto sea de suyo bueno (como orar y ayunar "para ser visto por otros").

En cambio un acto malo puede ser malo ya sea porque el objeto de la elección sea malo (como blasfemar) o porque la finalidad de ese acto sea ilícita. Independientemente de las circunstancias y de las intenciones, son siempre gravemente ilícitos por razón de su objeto; por ejemplo, la blasfemia y el perjurio, el homicidio y el adulterio. No está permitido hacer el mal para obtener un bien.

Dones del Espíritu Santo

Son siete:

Catolicismo en el mundo actual

Artículo principal: Catolicismo Romano por país

Catolicismo liberal

Artículo principal: Catolicismo Liberal

La corriente que durante el siglo XIX se denominó catolicismo liberal, tiene raíces que se remontan varios siglos atrás. En este caso, a la época del Renacimiento, ligadas al llamado humanismo cristiano, cuyo principal exponente fue Desiderius Erasmus de Rotterdam, y para el caso español, el grupo de intelectuales reunidos en torno a la Universidad de Alcalá de Henares, fundada por el cardenal Jiménez de Cisneros.

Más adelante, en el siglo XVIII, la Ilustración influyó en varios círculos de católicos franceses, belgas, alemanes y holandeses, constituyéndose doctrinas (regalismo, galicanismo, molinismo, febronianismo y josefismo, entre otras) que exaltaban el individualismo y la racionalización de las concepciones y expresiones religiosas (libre albedrío, moral austera, rechazo a las prácticas barrocas) al igual que una modificación de la organización religiosa, al apoyar los intentos de creación de Iglesias nacionales.

Posición de la Iglesia Católica Apostólica Romana

El catolicismo contemporáneo se distingue por sus intentos de conciliar su doctrina con los conocimientos científicos y proclamar la Doctrina Social de la Iglesia Católica Apostólica Romana como forma de influir en la vida sociopolítica mundial.

  • Posición contraria al aborto y a la eutanasia: El aborto es considerado por la Iglesia Católica el asesinato de un ser humano inocente (ya que consideran que el huevo o cigoto ya es un ser humano desde el mismo momento de la concepción). La eutanasia no es aceptada porque la Iglesia Católica cree que sólo Dios tendría derecho a quitarle la vida a un ser humano.
  • Oposición a la planificación familiar mediante métodos anticonceptivos: se basa en el concepto de sexualidad que tiene la Iglesia Católica, por la que la sexualidad es a la vez expresión de «amor y unión», de un lado, y fuerza de «procreación», del otro. Los dos aspectos, según la Iglesia Católica, no se pueden separar el uno del otro. La iglesia sí acepta el método de Billings y el método Ogino-Knaus a los que considera naturales.
  • Oposición a la clonación: Dado que para conseguir un solo feto "viable" se debe "sacrificar" innumerables fetos que no cumplen los requisitos, la Iglesia se muestra en contra de tales prácticas, abarcados en lo que se conoce como "Fecundación in Vitro".
Además, afirman que la dignidad humana exige que un niño nazca de un acto de amor sexual de dos personas de distinto sexo.
  • Defensa de la familia tradicional y oposición al uso de la palabra "matrimonio" entre las parejas de personas del mismo sexo: por la misma razón del punto anterior, y por la tradición católica.

A partir del Concilio Vaticano II, la iglesia católica ha mostrado una actitud mucho más ecuménica frente a las otras iglesias cristianas. Sin embargo, este movimiento de apertura y modernización empezó a ser corregido con la llegada de Juan Pablo II y está siendo muy cuestionada por el actual Papa, Benedicto XVI.

Véase también

Referencias

Enlaces externos

Commons

Obtenido de "Catolicismo"

Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • catolicismo — s. m. 1.  [Religião] A religião católica. 2.  [Religião] Conjunto dos dogmas, preceitos e rituais da Igreja Católica. 3.  [Religião] O mesmo que catolicidade.   ‣ Etimologia: católico + ismo …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • catolicismo — sustantivo masculino 1. (no contable). Área: religión Religión cristiana de la Iglesia regida por el Papa de Roma, que se considera el representante de Cristo en la Tierra …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • catolicismo — (De católico). 1. m. Comunidad y gremio universal de quienes viven en la religión católica. 2. Creencia de la Iglesia católica …   Diccionario de la lengua española

  • Catolicismo — ► sustantivo masculino 1 RELIGIÓN Doctrina de los cristianos que reconocen al papa como jefe espiritual. 2 RELIGIÓN Comunidad de los creyentes de la religión católica. * * * catolicismo 1 m. Doctrina de la iglesia católica, cuyo jefe es el Papa.… …   Enciclopedia Universal

  • catolicismo — {{#}}{{LM C07657}}{{〓}} {{[}}catolicismo{{]}} ‹ca·to·li·cis·mo› {{《}}▍ s.m.{{》}} {{<}}1{{>}} Confesión cristiana que reconoce como autoridad suprema al papa de la Iglesia romana y que destaca su universalidad: • El catolicismo es una de las… …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • catolicismo — (m) (Intermedio) doctrina religiosa cuyo superior es el Papa Ejemplos: La revelación de Cristo la hizo convertirse al catolicismo. La cruz es uno de los símbolos de catolicismo. Sinónimos: cristianismo …   Español Extremo Basic and Intermediate

  • catolicismo — s m 1 Rama del cristianismo que se caracteriza por reconocer la autoridad de la Iglesia (en el caso del catolicismo romano, la del papa) y su tradición en la interpretación de la Biblia 2 Comunidad formada por los que tienen estas creencias… …   Español en México

  • catolicismo — Sinónimos: ■ cristianismo, fe, creencia, iglesia …   Diccionario de sinónimos y antónimos

  • Catolicismo liberal — Saltar a navegación, búsqueda La corriente que durante el siglo XIX se denominó catolicismo liberal, tiene raíces que se remontan varios siglos atrás. En este caso, a la época del Renacimiento, ligadas al llamado humanismo cristiano, cuyo… …   Wikipedia Español

  • Catolicismo tradicionalista — es una denominación genérica para las tendencias y movimientos tradicionalistas dentro de la Iglesia católica. También suele emplearse el término catolicismo conservador. Movimientos religiosos o intelectuales relacionados: Véanse también:… …   Wikipedia Español

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”