Bélgica

Bélgica

Artículo bueno
Koninkrijk België
Royaume de Belgique
Königreich Belgien
Reino de Bélgica
Bandera de Bélgica Escudo de Bélgica
Bandera Escudo
Lema: Ne.: Eendracht maakt macht. Fr.: L'union fait la force. Al.: Einigkeit gibt Stärke
(«La unión hace la fuerza»)
Himno nacional: La Brabanzona
 
Situación de Bélgica
 
Capital Bruselas
50°50' N 4°20' E
Ciudad más poblada Región de Bruselas-Capital
Idiomas oficiales francés, alemán y neerlandés
Forma de gobierno Monarquía constitucional
Rey
Primer ministro
S.M. Alberto II
Herman Van Rompuy
Independencia
 • Declarada
 • Reconocida
De los Países Bajos
4 de octubre de 1830
20 de diciembre de 1830
Superficie
 • Total
 • % agua
Fronteras
Puesto 135º
30.510 km²
6,20
1.385 km
Población total
 • Total
 • Densidad
Puesto 72º
10.396.421 (2003)
340 hab/km²
PIB (nominal)
 • Total (2007)
 • PIB per cápita
Puesto 19º
$ 530.613 millones
$ 49,430 (2008)
PIB (PPA)
 • Total (2007)
 • PIB per cápita
Puesto 28º
$ 375.993 millones
$ 35.273 (2007)
IDH (2005) 0,946 (17º) – Alto
Moneda Euro1 (€, EUR)
Gentilicio Belga
Huso horario
 • en verano
CET (UTC+1)
CEST (UTC+2)
Dominio Internet .be2
Prefijo telefónico +32
Prefijo radiofónico ONA-OTZ
Código ISO 056 / BEL / BE
Miembro de: Flag of Europe.svg Unión Europea, OTAN, ONU, OCDE, OSCE, Benelux, COE
1Antes de 1999, el franco belga.
2También se usa el dominio .eu, al igual que en los demás estados miembros de la Unión Europea.

El Reino de Bélgica (Koninkrijk België en neerlandés, Royaume de Belgique en francés y Königreich Belgien en alemán) o simplemente Bélgica es un país de Europa Noroccidental. Es uno de los miembros fundadores de la Unión Europea cuyas instituciones principales son hospedadas por el país, así como muchas otras organizaciones internacionales, como la OTAN. Bélgica cubre una superficie de 30.528 kilómetros cuadrados con una población aproximadamente de 10.396.421 habitantes

A caballo entre el límite cultural entre la Europa germánica y romance, Bélgica está lingüísticamente dividida. Tiene dos lenguas principales: el 60% de su población, principalmente en la región de Flandes, habla neerlandés, mientras que cerca del 40% habla francés (en la región de Valonia, al sur, y en la Región de Bruselas-Capital, una región oficialmente bilingüe que acoge también una minoría de hablantes de neerlandés). Menos de un 1% de los belgas vive en la Comunidad germanófona, al este del país. A menudo, esta diversidad lingüística lleva a conflictos políticos y culturales, y se refleja en el complejo sistema de gobierno de Bélgica y en su historia política.

Bélgica recibe su nombre del nombre latino de la parte más septentrional de la Galia, Gallia Belgica, cuyo nombre procede de un grupo de tribus celtas, los belgas. Históricamente, Bélgica ha sido parte de los Países Bajos, que también comprenden los actuales Países Bajos y Luxemburgo, y cubrían una región algo mayor que el actual Benelux.

Desde finales de la Edad Media hasta el siglo XVII, fue un floreciente centro de comercio y cultura. Desde el siglo XVIII hasta la Revolución belga de 1830, Bélgica, en aquella época llamada los Países Bajos del Sur, fue el lugar de muchas batallas entre los poderes europeos, y es por ello que se ha ganado los apodos de "el campo de batalla de Europa"[1] o "la cabina de Europa".[2]

Contenido

Etimología

La más vieja utilización de los términos Belgae y Belgica que nos llegó está en el De Bello Gallico de Julio César. Divide la Galia que conquistó en tres partes: los galos hablando propiamente, los aquitanos y los belgas. Estos últimos son separados de los galos por el Sena y el Marne. Durante el reinado de Augusto, Marco Agripa divide la Galia en tres provincias y una entre ellas lleva el nombre de Gallia Belgica. Esta última se reorganizará durante Domiciano que lo divide en tres nuevas provincias, un Gallia Belgica y dos Germania. El Gallia Belgica aún más tarde se dividirá en dos: la Belgica Prima et la Belgica Secunda. La actual Bélgica tiene poco que ver con estas antiguas provincias romanas, la mayor parte de su territorio se ubica en Germania Inferior (más tarde llamada Germania Secunda) y en Belgica Secunda.

Estos términos desaparecen completamente casi después de las invasiones bárbaras, subsistiendo sólo bajo la pluma de algunos clérigos. No reaparecen sino hasta la segunda mitad del siglo IX, después de la escisión del imperio de Carlomagno, con la creación de la Lotaringia. Los clérigos del tiempo, más por seguir la moda antigua que otra cosa, utilizan el término Belgica para designar el reino de Lotario II situado entre la Gallia de Carlos el Calvo y la Germania de Luis el Germánico. Las denominaciones Belgae, Belgica, Gallia Belgica desaparecen de nuevo al siglo XII después de la desaparición de la Lotaringia.[3]

Historia

Las Diecisiete Provincias (zonas en naranja, marrón y amarillo) y el Obispado de Lieja (zona en verde).
Artículo principal: Historia de Bélgica

Durante los últimos dos milenios, el área que hoy ocupa Bélgica ha experimentado significativos cambios demográficos, políticos y culturales. El primer movimiento de población bien documentado fue la conquista de la región por la República Romana en el siglo I a. C., seguida en el siglo V por los francos germánicos. Éstos establecieron el Reino Merovingio, que pasó a ser el Imperio Carolingio en el siglo VIII. Durante la Edad Media, los Países Bajos estaban fragmentados en pequeños estados feudales. La mayor parte de ellos se unió durante los siglos XIV y XV con la casa de Borgoña, formando los Países Bajos borgoñones. Estos estados ganaron el estatuto de autonomía en el siglo XV y fueron conocidos desde entonces como las Diecisiete Provincias.

La historia de Bélgica se puede distinguir de la de los Países Bajos desde el siglo XVI. La Guerra de los Ochenta Años (1568-1648) provocó la división de las Diecisiete Provincias en las Provincias Unidas al norte y los Países Bajos del Sur al sur. Las provincias del sur fueron gobernadas sucesivamente por los Habsburgo españoles y austriacos.

Hasta la independencia de Bélgica, los Países Bajos del Sur eran un territorio muy codiciado por los conquistadores, y eran el telón de fondo de la mayor parte de las guerras franco-españolas y franco-austriacas durante los siglos XVII y XVIII. Tras las Campañas de 1794 de las Guerras Revolucionarias Francesas, los Países Bajos —que incluían territorios que nunca habían estado bajo dominio de los Habsburgo, como el Obispado de Lieja— fueron invadidos por Francia, terminando con el mando español y austriaco en la región. La reunificación de los Países Bajos como Reino Unido de los Países Bajos tuvo lugar a finales del Imperio Francés, en 1815.

La Revolución belga de 1830 llevó al establecimiento de una Bélgica independiente, católica y neutral, bajo un gobierno provisional. Desde la instalación de Leopoldo I como rey en 1831, Bélgica ha sido una monarquía constitucional y una democracia parlamentaria. Entre la independencia y la II Guerra Mundial, el sistema democrático evolucionó de una oligarquía caracterizada por dos partidos principales, los católicos y los liberales, a un sistema de sufragio universal que ha incluido un tercero, el Partido Laborista, y un papel fuerte para los sindicatos. En sus orígenes, el francés, que era la lengua de la nobleza y la burguesía, era la lengua oficial. Desde entonces, el país ha desarrollado un sistema bilingüe en neerlandés y francés.

En la Conferencia de Berlín de 1885 se acordó en entregarle el Congo al Rey Leopoldo II como posesión privada, llamada Estado Libre del Congo. En 1908, se cedió a Bélgica como colonia, pasándose a llamar Congo Belga. La neutralidad de Bélgica se quebrantó en 1914, cuando Alemania invadió Bélgica como parte del Plan Schlieffen. Las antiguas colonias alemanas de Ruanda-Urundi —que ahora son Ruanda y Burundi— fueron ocupadas por el Congo Belga en 1916. La Sociedad de Naciones las transfirió a Bélgica en 1924. Bélgica fue invadida de nuevo por Alemania en 1940, durante la Blitzkrieg. Estuvo ocupada hasta el invierno de 1944-45, en que fue liberada por las tropas Aliadas. El Congo Belga accedió a la independencia en 1960, durante la Crisis del Congo, mientras que Ruanda-Urundi se independizó en 1962.

Durante el siglo XX, y especialmente desde la II Guerra Mundial, la historia de Bélgica ha estado dominada cada vez más por la autonomía de sus dos comunidades principales. Este periodo ha visto un aumento en las tensiones inter-comunales, y la unión del estado belga se ha puesto a examen.[4] Mediante reformas constitucionales en los años 70 y 80, la regionalización del estado unitario condujo al establecimiento de un sistema federal estructurado en tres niveles, a la creación de comunidades lingüísticas y de gobiernos regionales y a la ratificación de un acuerdo concebido para minimizar las tensiones lingüísticas. Hoy en día, estas entidades federadas sostienen más poder legislativo que el parlamento bicameral nacional, mientras que el gobierno nacional aún controla casi toda la recaudación de impuestos, cerca del 80% de las finanzas de los gobiernos comunitarios y regionales, y el 100% de la seguridad social.

Política y gobierno

Artículo principal: Política de Bélgica

Bélgica es una monarquía federal constitucional, que tras la II Guerra Mundial evolucionó de un estado unitario a una federación. El parlamento bicameral está formado por un Senado y una Cámara de Representantes. El primero es una mezcla de políticos mayores elegidos directamente y de representantes de las comunidades y las regiones; y además mientras que la última representa a todos los belgas por encima de dieciocho años en un sistema de representación proporcional. Bélgica es uno de los pocos países en donde votar es obligatorio, y por ello tiene una de las tasas más altas de participación electoral del mundo.[5]

El gobierno federal, nombrado formalmente por el rey, debe tener la confianza de la Cámara de Representantes. Está encabezado por el primer ministro. El número de ministros hablantes de francés y neerlandés es el mismo, como así lo prescribe la Constitución.[6] El Rey o Reina es el Jefe de Estado, aunque tienen prerrogativas limitadas. El poder verdadero se le confiere al primer ministro y a los diferentes gobiernos que gobiernen el país. El sistema judicial está basado en el derecho civil y proviene del Código Napoleónico. El Tribunal de Apelaciones está un nivel por debajo de la Corte de Casación, una institución basada en la Corte de Casación francesa.

Las instituciones políticas de Bélgica son complejas; la mayoría de los poderes políticos están organizados alrededor de la necesidad de representar a las principales comunidades lingüísticas. (Véase más abajo) Los partidos más importantes de cada comunidad pertenecen a tres familias políticas principales: los liberales, los democristianos y los socialdemócratas. Otros partidos importantes, aunque más jóvenes, son los Partidos Verdes y, especialmente en Flandes, los partidos nacionalistas de ultraderecha. Influyen en la política varios grupos de presión, como los sindicatos y la Federación de Empresas de Bélgica.

Imagen del Parlamento en Bruselas

El rey actual, Alberto II, sucedió al Rey Balduino (Baudouin en francés, Boudewijn en neerlandés) en 1993. Desde 1999, el primer ministro Guy Verhofstadt, del VLD, ha encabezado una coalición de seis partidos, Liberal-Socialdemócrata-Verde, que es llamada con frecuencia "el gobierno arco iris". Éste ha sido el primer gobierno sin los Democristianos desde 1958.[7] Los resultados de las elecciones de 2003 permitieron a Verhofstadt realizar un segundo mandato, liderando una coalición Liberal-Socialdemócrata cuatripartita.[8] En los últimos años, también se ha registrado un constante ascenso del partido flamenco separatista de ultraderecha Vlaams Blok, actual Vlaams Belang.

Un logro significativo de las dos legislaturas consecutivas de Verhofstadt ha sido el hecho de conseguir unos presupuestos equilibrados; Bélgica es uno de los pocos estados miembros de la UE que lo ha hecho. Durante los años 90, esta política se fue aplicando por los sucesivos gobiernos, bajo presión del Consejo Europeo. La debacle del gobierno anterior se debió principalmente a la crisis de las dioxinas,[9] un importante escándalo de intoxicación alimentaria en 1999, que condujo al establecimiento de la Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria.[10]

Este acontecimiento resultó en una representación inusualmente grande de los Verdes en el parlamento, y en un mayor énfasis en la política medioambiental durante el primer mandato de Verhofstadt. Una política Verde, por ejemplo, dio lugar a la legislación sobre el abandono de la energía nuclear, que ha sido modificada por el gobierno actual. La ausencia de democristianos en las filas del gobierno ha permitido a Verhofstadt abordar los asuntos sociales desde un punto de vista más liberal y desarrollar nuevas leyes sobre el uso de drogas suaves, el matrimonio del mismo sexo y la eutanasia. Durante las dos últimas legislaturas, el gobierno ha promovido una diplomacia activa en África,[11] se ha opuesto a intervenir militarmente durante la guerra de Iraq, y ha aprobado una ley sobre crímenes de guerra. Ambos mandatos de Guy Verhofstadt han estado marcados por disputas entre las comunidades belgas. Los puntos más controvertidos son las rutas nocturnas de tráfico aéreo del Aeropuerto de Bruselas-Zaventem y la posición del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvoorde.

Derechos humanos

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia en los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Bélgica ha firmado o ratificado:

UN emblem blue.svg Estatus de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos.[12]
Bélgica Tratados internacionales
CESCR[13] CCPR[14] CERD[15] CED[16] CEDAW[17] CAT[18] CRC[19] MWC[20] CRPD[21]
CESCR CESCR-OP CCPR CCPR-OP1 CCPR-OP2-DP CEDAW CEDAW-OP CAT CAT-OP CRC CRC-OP-AC CRC-OP-SC CRPD CRPD-OP
Pertenencia Firmado y ratificado. Sin información. Firmado y ratificado. Bélgica ha reconocido la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Sin información. Firmado y ratificado. Firmado pero no ratificado. Firmado y ratificado. Sin información. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado pero no ratificado. Ni firmado ni ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado.
Yes check.svg Firmado y ratificado, Check.svg firmado pero no ratificado, X mark.svg ni firmado ni ratificado, Symbol comment vote.svg sin información, Zeichen 101.svg ha accedido a firmar y ratificar el órgano en cuestión, pero también reconoce la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes.

Reformas de Estado: De la «Belgique unitaire» al Estado federal

En 1830, Bélgica se separa de Holanda con la que había formado el Reino Unido de los Países Bajos durante quince años. La misma razón por la que Bélgica se independiza tiene sus razones lingüísticas. Es decir, la zona que constituye la Bélgica actual había sido dominada por mucho tiempo por los franceses, por lo que toda la burguesía administrativa flamenca se había afrancesado. Sin embargo, cuando se une la zona a los Países Bajos, la élite administrativa flamenca, mayormente francófona, es destituida y reemplazada por personas neerlandófonas, mayormente venidas de Holanda. Por ello, ya a partir de los primeros años del Reino Unido, la élite administrativa va perdiendo la confianza en el rey y la Unión. Cuando, además, el rey empieza a promulgar medidas proteccionistas contra las industrias meridionales para fomentar el desarrollo industrial de la zona septentrional, también pierde el apoyo de la élite industrial, mayormente valones, y se produce la Revolución Brabantina.

Por aquel entonces, según estima D’Haveloose (2000), Bélgica contaba con 4 millones de habitantes de los que más o menos 2.200.000 hablaban neerlandés y más o menos 1.700.000 hablaban francés. Sin embargo, el nuevo Estado se define a partir de sus inicios como unitario y francófono, aunque la mayoría de la población hablaba neerlandés y que el país constaba de dos partes económica y culturalmente diferentes. Entonces, la política lingüística de la época, no tiene que verse tanto en términos de quién constituía la mayoría sino en términos de que la élite burguesa, que controlaba la política por el sufragio tributario, se expresaba en francés.

Sin embargo, gradualmente los flamencos se van oponiendo a la injusticia lingüística por lo que, en 1889, se adopta la Ley de la Igualdad que estipulaba que el neerlandés y el francés fueran las lenguas oficiales del país. Durante la Primera Guerra Mundial, surge el Movimiento del Frente que quería acabar con el predominio del francés y hacer de Flandes un territorio monolingüe neerlandófono, un proceso que se va llevando a cabo entre el 1932 y el 1968.

El año 1963 es otro momento clave, porque entonces se adoptan unas leyes que dividían el país en zonas lingüísticas. Antes, el censo contaba cuántas personas hablaban francés, neerlandés o alemán en un municipio y el municipio se organizaba en la lengua de la mayoría o en ambas, lo que originaba un aumento de los pueblos francófonos y bilingües.

La división del país en una zona neerlandófona, germanófona y francófona era un asunto muy delicado; surge mucha protesta puesto que (i) en la frontera lingüística convivían los dos grupos lingüísticos y (ii) en el sistema anterior los habitantes tenían el derecho de ser atendidos en las dos lenguas. Para proveer en una solución de esos problemas, en 27 municipios que están en una de las fronteras lingüísticas, se sigue no aplicando el principio de territorialidad. Asimismo, como en seis pueblos flamencos alrededor de Bruselas vivían muchos francófonos, por lo que, antes, la administración era bilingüe, se les dan las mismas facilidades lingüísticas. Entonces, en muchos aspectos, el 1963 no representa muchos cambios sino que entonces se establece una vez por todas el status quo.

Organización estatal de Bélgica

Según Peiren (1993) la instauración de esas zonas se va experimentando gradualmente como una contradicción de la estructura unitaria del país por lo que una federalización era necesaria. Además habían surgido partidos políticos flamencos nacionalistas que insistían en la cuestión lingüística, como el Volksunie. Asimismo, en el seno de los partidos políticos nacionales surgían visiones fundamentalmente diferentes, lo que lleva a la organización regional de los mismos. Al mismo tiempo, muchas personas de ambas partes del país estaban convencidas de que sería mejor para todos si ciertos aspectos de la organización estatal fueran regionalizados. Según Willemyns (2002) ese sentimiento se origina por dos factores: (i) durante el siglo XIX y la primera parte del siglo XX es Valonia la que conocía el mayor desarrollo industrial, pero a partir de los años 50-60, Flandes también empieza a desarrollarse industrialmente. Al mismo tiempo, la infraestructura de Valonia, que databa del siglo XIX, necesitaba ser actualizada, lo que genera una recesión de la cual hasta la fecha de hoy la zona no se ha recuperado. (ii) Existían diferencias ideológicas entre ambas partes del país, es decir, mientras que Valonia era claramente socialista (Partie Socialiste), Flandes era la base del poder del partido popular católico democrático (Christelijke VolksPartij). A raíz de esas diferencias, empieza, en 1970 la federalización de Bélgica, un proceso que se va llevando a cabo principalmente entre dicho año y 1993 .

En 1970, la demanda principal de los flamencos es la autonomía cultural, los valones insisten en una autonomía económica para fomentar su economía problemática y garantías de que en la Bélgica federal, su situación demográfica y económica no les marginaran. El resultado de esas negociaciones es la creación de tres Comunidades culturales (la de habla neerlandesa, la francófona y la de habla germana) y tres Regiones (Flandes, Valonia y la Región capital de Bruselas). Además se incorporan en la Constitución garantías para proteger la minoría francófona. Las reformas del Estado siguientes (1980, 1988 y 1993) extienden las competencias de las Regiones y Comunidades hasta obtener la organización del Estado actual, que queda representada en la Figura.

Divisiones administrativas

Bélgica está dividida en tres regiones y tres comunidades.
Vlaams GewestLocatie.svg
Flandes
Wallonia (Belgium).svg
Valonia
BelgiumBrussels.svg
Bruselas-Capital
Vlaamse GemeenschapLocatie.svg
Comunidad flamenca
Franse GemeenschapLocatie.svg
Comunidad francesa
Duitstalige GemeenschapLocatie.svg
Comunidad germanófona
División administrativa de Bélgica.

La ley del 14 de julio de 1993 se creó para establecer un único estado federal, basado en tres niveles:

1. Las tres regiones (que difieren de las comunidades lingüísticas con respecto a la Comunidad germanófona y la región de Bruselas):
2. El gobierno federal, con sede en Bruselas.
3. Las tres comunidades lingüísticas:


Los conflictos entre los diferentes órganos se resuelven por el Tribunal de arbitraje. Esta disposición permite un acuerdo entre las diferentes culturas para que puedan convivir en paz.

La Comunidad Flamenca absorbió la Región flamenca en 1980 para formar el gobierno de Flandes.[22] La superposición de los límites de las Regiones y las Comunidades ha creado dos peculiaridades notables: el territorio de la Región de Bruselas-Capital está incluido tanto en la Comunidad francesa como en la flamenca, mientras que el territorio de la Comunidad germanófona está totalmente dentro de la Región Valona. Las regiones flamenca y valona están subdivididas a su vez en entidades administrativas menores, las provincias.

El nivel más alto de esta organización de tres niveles es el gobierno federal, que dirige los asuntos exteriores, las ayudas al desarrollo, la defensa, la policía, la gestión de la economía, el bienestar social, los transportes, la energía, las telecomunicaciones y la investigación científica, además de competencias limitadas en la educación y la cultura, y la supervisión de los impuestos de la autoridades regionales. El gobierno federal controla más del 90 por ciento de todos los impuestos. Los gobiernos de las comunidades son responsables de la promoción de la lengua, la cultura y la educación en la mayoría de las escuelas, bibliotecas y teatros.

El tercer nivel lo constituyen los gobiernos regionales, que gestionan principalmente asuntos relacionados con las tierras y las propiedades, como la vivienda, el transporte, etc. Por ejemplo, el permiso para construir el edificio de una escuela en Bruselas que perteneciese al sistema de educación pública sería regulado por el gobierno regional de Bruselas. No obstante, la escuela como institución quedaría bajo regulación del gobierno flamenco si la lengua principal de enseñanza es la neerlandesa, y bajo el gobierno de la Comunidad francesa si la lengua principal es la francesa.

Geografía

Artículo principal: Geografía de Bélgica
Vista de las Hautes Fagnes, en las Ardenas
Bruselas, Amberes, Gante, Charleroi, Lieja, Brujas y Namur son las siete ciudades principales de Bélgica, con una población de más de 100.000 habitantes

El territorio de Bélgica tiene una extensión de 30.510 km² y se divide geográficamente en 3 regiones: la planicie costera al noroeste, la meseta central y las altiplanicies de las Ardenas al sureste. Siguiendo el ejemplo de los Países Bajos, la planicie costera ha ganado algunos espacios del Mar del Norte por medio de diques y canales. La meseta central, en el interior, es un área lisa y de poca altitud, que tiene muchos valles fértiles y es irrigada por numerosas vías navegables. Aquí también hay estructuras de un relieve más áspero, como cuevas y pequeñas gargantas.

La región de las Ardenas es más accidentada que las otras dos. Es una meseta densamente boscosa, muy rocosa y no muy apta para el cultivo, que se extiende hasta el norte de Francia. Aquí es donde se concentra la mayoría de la fauna salvaje de Bélgica. En esta región se localiza el punto más alto de Bélgica, la Signal de Botrange, con sólo 694 metros de altitud.

El clima es marítimo templado, con precipitaciones significativas durante todo el año (Clasificación climática de Köppen: Cfb; la temperatura media es de 3°C en enero y de 18 °C en julio, y la precipitación media es 65 milímetros en enero y 78 milímetros en julio).[23]

A causa de su elevada densidad de población y a su posición en el corazón de Europa Occidental, Bélgica se enfrenta a serios problemas medioambientales. Un informe de 2003[24] indicó que el agua de los ríos de Bélgica tenía la peor calidad de Europa, y que se situaba a la cola de los 122 países estudiados.

Economía

Artículo principal: Economía de Bélgica

Bélgica es un país densamente poblado, y se localiza en el corazón de una de las regiones más industrializadas del mundo. Actualmente, la economía belga está orientada hacia los servicios y muestra una naturaleza dual, con una dinámica parte flamenca, siendo Bruselas su principal centro multilingüe y multiétnico con una renta per cápita de las más altas de la Unión Europea, y una economía valona más ruralizada y menos dinámica. Bélgica fue primer país de Europa continental en el que se desarrolló la Revolución Industrial, a comienzos del siglo XIX. Lieja y Charleroi desarrollaron rápidamente una industria minera y acerera, que floreció hasta mediados del siglo XX. Sin embargo, por la década de 1840 la industria textil de Flandes estaba pasando por una aguda crisis y había hambruna (1846-50). Después de la II Guerra Mundial, Gante y Amberes experimentaron una rápida expansión del sector químico y petrolífero. Las crisis del petróleo de 1973 y 1979 causaron una prolongada recesión económica. La industria siderúrgica belga ha sufrido desde entonces por un grave retroceso, y éste ha sido el responsable de inhibir el desarrollo económico de Valonia.[25] En los años 80 y 90, el centro económico del país continuó desplazándose hacia el norte, a Flandes. La industria está concentrada en la poblada área flamenca del norte del país.

Altos hornos a orillas del río Mosa en Ougrée, cerca de Lieja.

A finales de los años 80, la política macroeconómica belga había dado lugar a una deuda gubernamental acumulada de aproximadamente el 120% del PIB. Actualmente, los presupuestos están equilibrados y la deuda pública equivale al 94,3% del PIB (finales de 2005) PDF. En 2004, se estimó la tasa de crecimiento real del PIB en un 2,7%[26] pero se espera que descienda a un 1,3% en 2005.[27]

Bélgica tiene una economía abierta. Ha desarrollado una excelente infraestructura de transportes (puertos, canales, ferrocarriles y autopistas) para integrar su industria con las de los países vecinos. Amberes es el segundo mayor puerto de Europa, por detrás del de Rotterdam. Miembro fundador de la Unión Europea, Bélgica apoya la extensión de los poderes de las instituciones de las UE para integrar las economías de los estados miembros. En 1999, Bélgica adoptó el euro, la moneda única europea, que reemplazó definitivamente al franco belga en 2002. La economía belga está estrechamente orientada hacia el comercio exterior, especialmente productos de alto valor añadido. Las principales importaciones son productos alimenticios, maquinaria, diamantes, petróleo y derivados, sustancias químicas, vestimenta y accesorios y tejidos. Las exportaciones principales son automóviles, comida y productos alimenticios, hierro y acero, diamantes procesados, tejidos, plásticos, productos petrolíferos y metales no ferrosos. Desde 1922, Bélgica y Luxemburgo han constituido un único mercado comercial, con una unión aduanera y monetaria, Unión Económica Belgo-Luxemburguesa. Sus principales socios comerciales son Alemania, los Países Bajos, Francia, el Reino Unido, Italia, los Estados Unidos y España. Bélgica figura en noveno lugar en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas del año 2005.

Demografía

Artículo principal: Demografía de Bélgica
Atardecer en Bruselas.

La densidad de población de Bélgica (342 hab./km²) es una de las más elevadas de Europa, después de la de los Países Bajos y de algunos micro-estados como Mónaco. Las áreas con mayor densidad de población son las que están alrededor de las aglomeraciones de Bruselas-Amberes-Gante-Lovaina —región conocida como el Diamante Flamenco— así como en otros centros urbanos importantes (principalmente Lieja, Charleroi, Brujas, Namur, Mons, Courtrai y Hasselt). La región de las Ardenas es la que tiene menor densidad de población del país. En 2005, la Región Flamenca tenía una población de aproximadamente 6.043.161 habitantes. La seguían Valonia con 3.395.942 y Bruselas con 1.006.749.[28] Casi toda la población es urbana (97,3% en 1999[29] ). Las ciudades principales (con su población entre paréntesis) son Bruselas (1.006.749 en la ciudad s.s. y unos 2 millones en su aglomeración), Amberes (457.749 en la comuna y 900.000 con su área metropolitana), Gante (230.951), Charleroi (201.373), Lieja (185.574 en el municipio y 600.000 en su aglomeración) y Brujas (117.253).[28]

El neerlandés y el francés que se hablan en Bélgica presentan pequeñas diferencias de vocabulario y de significado con respecto a las variedades de los Países Bajos y Francia. Si bien hoy mucha gente aún puede hablar dialectos del neerlandés, la lengua valona, que antaño fuera dialecto principal de la región de Valonia, solamente se entiende, y cuenta con pocos hablantes, que suelen ser personas mayores. Estos dialectos, junto con otros como el picardo o el limburgués,[30] no se usan en la vida pública.

Cerca del 59 por ciento de la población de Bélgica tiene como lengua materna el neerlandés (lo conoce hasta el 70% de la población, entre ellos un 20% de valones), el 40 por ciento es francófona (el 70% de la población total conoce la lengua francesa, incluido el 60% de los flamencos), y menos del 1 por ciento es germanófona. Bruselas, con el 9% de la población del país, es oficialmente bilingüe (francés y neerlandés).

La Basílica del Sagrado Corazón, en Bruselas, es la Basílica Nacional de Bélgica. Simboliza el vínculo histórico entre la monarquía belga y la Iglesia Católica Romana.

Desde la independencia, el catolicismo, aun contrarrestado por el librepensamiento y los movimientos francmasónicos, ha tenido un papel importante en la política de Bélgica. La constitución laica permite la libertad de culto, y el gobierno, por lo general, respeta este derecho en la práctica. Según una encuesta realizada en 2001,[31] cerca del 47 por ciento de la población de Bélgica se declara católica, seguida por los que se declaran musulmanes, con un 3,5 por ciento. Una investigación llevada a cabo en 2006 en la región de Flandes —considerada más religiosa que Valonia— mostró que el 55% de los flamencos se identifican como religiosos, y otro 36% cree que Dios es el creador del mundo.[32]

Se estima que el 98 por ciento de la población adulta está alfabetizada.[30] La educación es obligatoria entre los seis y los dieciocho años, pero muchos belgas continúan estudiando hasta los 23 años aproximadamente. En 1999, Bélgica tenía la tercera mayor proporción de jóvenes de 18 a 21 años matriculados en la educación superior de entre todos los países de la OCDE, con un 42 por ciento.[33] Sin embargo, en los últimos años, el principal tema de preocupación es el analfabetismo funcional. En el periodo 1994-1998, el 18,4 por ciento de la población belga carecía de hábitos de lectura.[34] Como reflejo de los conflictos políticos históricos entre el librepensamiento y los sectores católicos de la población, el sistema de enseñanza en cada comunidad se divide en una rama laica controlada por las comunidades, las provincias, o los municipios, y una rama religiosa —en su mayoría católica— subvencionada y controlada tanto por las comunidades como por las autoridades religiosas (en su mayoría diócesis). No obstante, cabe destacar que —al menos en el caso de las escuelas católicas— las autoridades religiosas tienen un poder muy limitado.


Defensa

F-16 de la Fuerza Aérea Belga

La defensa del país recae en las Fuerzas Armadas de Bélgica, quienes tienen como misión mantener la integridad territorial del país, conservar la independencia y hacer cuidar y respetar la Constitución y las leyes. Su Comandante en Jefe es el Ministro de Defensa, y en caso de guerra el Primer Ministro asume la comandancia. Está dividida en tres ramas, cada una con un Comandante en Jefe, quienes responden ante el Ministerio de Defensa. Estas son el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Cuenta además con un cuerpo médico de sanidad integrado al ejército pero no dependiente de él, sumando un total de 39.400 efectivos.

Las Fuerzas Armadas de Bélgica responden ante la OTAN y forman parte de los Cascos Azules de las Naciones Unidas.

Cultura

Artículo principal: Cultura de Bélgica

La religión más practicada es el catolicismo (75%), seguida del cristianismo protestante (120.000), el islam (36.000) y el judaísmo (38.000). La religión fue precisamente una de las causas que provocaron su independencia de los Países Bajos (un país preponderantemente protestante).

El país es conocido internacionalmente por su cerveza, sus tiras cómicas y sus chocolates. Existen cientos de diferentes tipos de cerveza, siendo su producción considerada por muchos como un arte. Las más conocidas son las trapenses (Duvel, Orval, Chimay, Westmalle, etc) , cervezas lambic (Kriek) y reconocidas cervezas artesanales por su alta calidad como "La Chouffe", "La Binchoise" o "Doele Browers". Lo mismo ocurre con los chocolates, los más conocidos son: Godiva, Côte d'Or, Leonidas... Tintín (Kuifje en neerlandés) es el personaje más conocido del cómic belga.

Lovaina (Leuven en neerlandés y Louvain en francés) es sede a una de las universidades más importantes y antiguas de Europa.

Deporte

El deporte en Bélgica es muy apreciado, sobre todo el ciclismo, fútbol y tenis. En el ciclismo, destaca Eddy Merckx, ganador de competencias tradicionales, como el Campeonato del Mundo de ciclismo, el Giro de Italia, la Vuelta a España, el Tour de Francia, y un sinfín de torneos de ciclismo.

En la rama de fútbol, el R.S.C. Anderlecht y el Club Brujas son considerados los dos clubes con más popularidad dentro del país. El Anderlecht, junto al RKV Malinas, son los únicos clubes nacionales con títulos internacionales (2 Recopas, 2 supercopas europeas y 1 Copa UEFA por parte del Anderlecht; y una Recopa y supercopa europea del Malinas); mientras que el Brujas es el único club que logró llegar a una final de la Copa de Europa, aunque no llegó a ganarla. La selección nacional es una de las más importantes a nivel continental, logrando un tercer lugar de la Eurocopa en 1972, y un subcampeonato en 1980. Además posee un récord histórico de participaciones en un Mundial de Fútbol: desde 1982 hasta 2002 han clasificado al máximo torneo de selecciones de forma ininterrumpida por via de clasificatorias. En olimpiadas, ganó el bronce en París (año 1896) y el oro en su mismo país, en 1920.

Por el lado del tenis, Kim Clijsters y Justine Henin son las dos tenistas que han alcanzado el número 1 del ránking femenino. Henin ganó 7 torneos de Grand Slam y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con un total de 43 títulos entre individuales y dobles. Kim Clijsters también se consagró campeona del abierto de los Estados Unidos 2009.

Véase también

Referencias

  • Historia universal en KMLA
  • Encyclopaedia Britannica, Artículo "Bélgica"
  • L'aménagement linguistique dans le monde, por Jacques Leclerc, Universidad de Laval, Canadá
  • Portal del INS sobre publicaciones estadísticas belgas
  • Entrada de Bélgica del CIA World Factbook
  • Constitución de Bélgica
  • El inglés en Bélgica
  • D’Haveloose, E. (2000). Mijlpalen in de Belgische politieke geschiedenis en vorming van de Belgische staatsstructuur. RoSa-factsheets , V, 1-6.
  • Van De Walle, S. (2001). Enlargement of the Brussels region? Bruselas: Brussels Informatie-, Documentatie- en Onderzoekscentrum VUB.
  • Willemyns, R. (2002). The Dutch-French language border in Belgium. Journal of multilingual and multicultural development , XXIII (1-2), 36-49.
  • Witte, E., & Van Velthoven, H. (1999). Language and politics. The Belgian case study in a historical perspective. Bruselas: VUB University Press.
  • Peiren, L. (1993). Het Front démocratique des Francophones Bruxellois en de problematiek van de begrenzing van het Brusselse gewest tijdens de vorming van de regering Tindemans I in 1974. En E. Witte, Brusselse thema's I: de Brusselse Rand (págs. 359-383). Bruselas: VUB University Press.

Notas

  1. «Économie générale de Belgique». Affaires étrangères, Commerce extérieur et Coopération au Développement.
  2. The Nuttall Encyclopaedia
  3. «Ses habitants sont appelés Belgae. Aux yeux des clercs se piquant de purisme antique, le mot Lotharingia n'est qu'un monstrueux barbarisme. Belgica est beaucoup plus noble : ce nom a une véritable sonorité antique. Après le morcellement de la Lotharingie, à la fin du XIIe siècle, l'emploi des termes Belgae, Belgica, Gallia Belgica dans leur acception «lotharingienne» disparaît complètement du vocabulaire politique» Sébastien Dubois, L'invention de la Belgique - Genèse d'un État-Nation, Éd. Racines, Bruxelles, 2005, p. 64.
  4. Language dispute divides Belgium, BBC News, 13 de mayo de 2005
  5. Voter Turnout - Australian Parliamentary Library
  6. Constitución de Bélgica Art. 99
  7. Belgium's "rainbow" coalition sworn in, BBC News, 12 de julio de 1999
  8. Composición de la Cámara de Representantes, en la página web oficial de la Cámara, en francés
  9. "Dioxin contamination scandal hits Belgium: Effects spread through European Union and beyond", World Socialist, 8 de junio de 1999
  10. Historia de la Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria, en su página web oficial (en francés)
  11. El artículo Rwanda en Tiscali.References muestra ejemplos de las políticas belgas en África.
  12. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (lista actualizada). «Lista de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son parte o signatarios en los diversos instrumentos de derechos humanos de las Naciones Unidas» (en inglés) (web). Consultado el 21 de octubre de 2009.
  13. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, vigilado por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
    # CESCR-OP: Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (versión pdf).
  14. Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
    # CCPR-OP1: Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
    # CCPR-OP2: Segundo Protocolo Facultativo destinado a abolir la pena de muerte.
  15. Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación Racial.
  16. Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.
  17. Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación contra la Mujer.
    # CEDAW-OP: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.
  18. Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, vigilada por el Comité contra la tortura.
    # CAT-OP: Protocolo Facultativo de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. (versión pdf)
  19. Convención sobre los Derechos del Niño, vigilada por el Comité de los Derechos del Niño.
    # CRC-OP-AC: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación en los conflictos armados.
    # CRC-OP-SC: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.
  20. Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares. La convención entrará en vigor cuando sea ratificada por veinte estados.
  21. Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, vigilado por el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
    # CRPD-OP: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  22. Web oficial de Flandes (Comunidad y Región)
  23. Eurometeo: El clima en Bruselas
  24. Pearce, Fred (3 de mayo de 2005). «Sewage-laden Belgian water worst in world». New Scientist. Consultado el 5 de septiembre de 2006.
  25. US Department of State's report
  26. Banco Nacional de Bélgica
  27. Economic forecast of the Economist, 30 de septiembre de 2005
  28. a b Estadísticas oficiales de Bélgica
  29. United Nation Development Programme
  30. a b Ethnologue.com publicado por SIL International
  31. International Religious Freedom Report 2004 at the US Department of State
  32. Investigación desarrollada por 'Vepec', 'Vereniging voor Promotie en Communicatie' (Organización para la Promoción y la Comunicación), publicada en la revista Knack el 22 de noviembre de 2005, p.14
  33. Digest of Education Statistics 2003, US National Education Statistics
  34. United Nation Development Programme

Enlaces externos

Oficiales

Semioficiales

No oficiales


Obtenido de "B%C3%A9lgica"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Belgica — Belgĭca (Gallia belgica), eine der vier Provinzen Galliens nach der Einteilung unter Augustus (27 v. Chr.), der ganze von Belgen bewohnte nordöstl. Teil …   Kleines Konversations-Lexikon

  • Belgĭca — (a. Geogr.), eine der 3 Provinzen, in welche Gallien zu Cäsars Zeit getheilt war, lag nordöstlich zwischen Vogesen, Marne, Rhein, Seine u. Atlantischem Meer. Im 1. Jahrh. war es getheilt in Belgium u. Germania superior u. G. inferior; im 4. Jahrh …   Pierer's Universal-Lexikon

  • Belgĭca — (Gallia B.), Provinz, s. Gallien …   Meyers Großes Konversations-Lexikon

  • Belgica — lat. kelt. germ.?, Ortsname: nhd. Billig; Quelle: Ortsname (3. Jh.); Etymologie: kelt. Herkunft …   Germanisches Wörterbuch

  • Bélgica — El Reino de Bélgica, o simplemente Bélgica (België en neerlandés, Belgique en francés y Belgien en alemán), país ubicado al noroeste de Europa que forma parte de la Unión Europea. Limita con Alemania, Francia, Luxemburgo y los …   Enciclopedia Universal

  • Belgica — Das lateinische Wort Belgica bezeichnet: einen ehemaligen belgischen Automobilhersteller Automobiles Belgica eine römische Provinz des ursprünglichen Namens Gallia Belgica die Burgundischen Niederlande die Republik der Sieben Vereinigten… …   Deutsch Wikipedia

  • Belgica — Cette page d’homonymie répertorie les différents sujets et articles partageant un même nom. Belgica peut désigner : la Gaule belgique (divisée en Belgica Prima et Belgica Secunda) les Pays Bas, en latin : après la division de 1581, on… …   Wikipédia en Français

  • Belgica — Ancient country, northeastern Gallia (Gaul). One of the administrative areas into which Augustus divided Gaul, it stretched from the Seine River to the Rhine and included the Low Countries. Its capital was Durocortorum Remorum (now Reims). Part… …   Universalium

  • BELGICA — I. BELGICA arx Asiae, in Insul, Nera, una ex Bandis insul. quae sub Molucciscontinentur. Hollandis subest, abipsis exstructa. Vide arx Belgica. II. BELGICA locus aptid Antoninum inter Agrippinam ac Treurros; Bullingen Simlero. Balchusen Cluverio …   Hofmann J. Lexicon universale

  • Belgica — Sp Bèlgika Ap Belgica lotyniškai L ist. Sen. Romos p ja ŠV Europoje …   Pasaulio vietovardžiai. Internetinė duomenų bazė

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”