Barón Haussmann


Barón Haussmann
Baron Haussmann, hacia 1865.

Georges-Eugène Barón Haussmann (París, 27 de marzo de 1809 – París, 11 de enero de 1891) fue un funcionario público, diputado y senador francés. Recibió el título de Barón del emperador Napoleón III, con quien trabajó en la ambiciosa renovación de París.

Contenido

Biografía

Nació en París, en el seno de una familia protestante originaria de Alsacia. Fue educado en el College Henri IV y posteriormente estudió Derecho, acudiendo al mismo tiempo a clases en el conservatorio de música de París. Fue nombrado subprefecto de Nérac en 1830, y progresó rápidamente dentro de la carrera pública hasta que en 1853 fue elegido por Jean Gilbert Victor Fialin, duque de Persigny, prefecto del departamento del Sena como sucesor de Jean Jacques Berger, quien dudó a la hora de incurrir en cuantiosos gastos para los planes imperiales de embellecimiento de París. Haussmann permanecería en el cargo hasta 1870.

Recibió el encargo de Napoleón III de llevar a cabo un programa de reformas en París. Haussmann diseñó el Bois de Boulogne, e hizo amplias mejoras en parques menores. Los jardines del Palacio de Luxemburgo (Jardín del Luxemburgo) fueron talados para permitir la formación de nuevas calles, y el Bulevar de Sebastopol, cuya mitad meridional es actualmente el Bulevar Saint Michel, fue trazado a través de un distrito populoso. Al mismo tiempo, tuvieron lugar cambios drásticos para hacer anchos bulevares de lo que hasta entonces eran calles estrechas. Entre los logros del nuevo prefecto estuvieron: una nueva conducción de agua, un sistema gigantesco de alcantarillas, nuevos puentes, el edificio de la ópera, y otros edificios públicos, así como la inclusión de distritos. Consiguió estos objetivos manejando osadamente los fondos públicos que provocaron la acusación de Jules Ferry Les Comptes fantastiques de Haussmann, en 1867 (un juego de palabras entre contes, cuentos o historias - como en Les contes d'Hoffmann o Cuentos de Hoffmann, y comptes, cuentas.)

En 1865 se aprobó un préstamo de 250 millones de francos para la ciudad de París, y otro en 1869, de 260 millones. Estas sumas representaron sólo una parte de sus ardides financieros, que llevaron a su destitución por el gobierno de Émile Ollivier. Después de la caída del Imperio pasó casi un año en el extranjero, pero regresó a la vida pública en 1877, cuando se convirtió en diputado bonapartista por Ajaccio.

Vista aérea de la Place de Charles de Gaulle, rediseñada por Haussmann, con anchos bulevares en disposición radial a partir del Arco de Triunfo.

Su obra había destruido gran parte de la ciudad medieval. Se calcula que transformó el 60% de los edificios de París. En particular, rediseñó la Place de l'Etoile nombrada actualmente como de Charles de Gaulle, y creó largas avenidas ofreciendo vistas en perspectiva de monumentos como el Arco de Triunfo y la Ópera Garnier.

Haussmann fue nombrado senador en 1857, miembro de la Academia de Bellas Artes en 1867, y recibió la gran cruz de la Legión de honor en 1862. Murió en París y está enterrado en el cementerio Père Lachaise. Su nombre se conserva en el Boulevard Haussmann. Sus últimos años los ocupó preparando sus Mémoires (3 vols., 1890-1893).

Plan Haussmann para París

Entre la Revolución de 1789 y la renovación de Haussmann cambiaron los ideales de los parisinos: de ser una ciudad políticamente motivada pasó a tener los propios de una ciudad centrista económica y socialmente. La tecnología moderna como los ferrocarriles y las lámparas de gas eran mejoras que la burguesía en auge podía disfrutar en un estilo de vida más cómodo. Con la renovación, se crearon nuevos espacios en los que la burguesía hizo ostentación de su nueva riqueza, creando una economía floreciente. Todos los ejemplos de cambios que acontecieron en París en esta época pueden verse en representaciones de la ciudad. Hay dos perspectivas sobre el Barón Haussmann: una la representa como el hombre que destruyó el París antiguo, y otra como el hombre que creó el Nuevo París.

Gracias a esta intervención la ciudad se transformó en menos de dos décadas dejando de ser una ciudad medieval para convertirse en la ciudad más moderna del mundo.

Avenue de la Grande Armée, una de las doce grandes avenidas que irradian a partir del Arc de Triomphe. Al fondo pueden distinguirse La Défense y el Grande Arche (el cubo blanco con un vacío central).

Las grandes reformas urbanísticas propias del siglo XIX no fueron exclusivas de París, pero esta ciudad fue pionera. Obedecían a unas necesidades objetivas: incremento de la población, exigencia de unas construcciones y un urbanismo más higiénico frente a las epidemias como la peste o el cólera, adaptación del centro de las ciudades a los nuevos medios de transporte como el ferrocarril.

La historiadora Shelley Rice, en su libro Parisian Views escribe que «la mayoría de los parisinos durante [la primera parte del siglo XIX] consideraban [las calles] sucias, populosas, e insalubres... Cubiertas de lodo y chabolas improvisadas, húmedas y fétidas, llenas de signos de pobreza así como huellas de la basura y los desperdicios dejados por el defectuoso e inadecuado sistema de alcantarillado...» (pág. 9). Para esta gente, Haussmann estaba llevando a cabo un servicio muy necesario, para la ciudad y para Francia.

Qué feo parece París después de un año de ausencia. ¡Cómo se ahoga uno en estos pasillos oscuros, estrechos, húmedos y fríos a los que nos gusta llamar calles de París! Uno pensaría que se encuentra en una ciudad subterránea, ¡tan pesada es la atmósfera, tan profunda la oscuridad!

—el Vizconde de Launay, 1838 (citado por Rice, pág. 9)
Rue de Paris, temps de pluie (1877) de Gustave Caillebotte.

Napoleón III encargó a Georges-Eugène Haussmann el 22 de junio de 1852 que «modernizara» París. Al contratar a Haussmann confiaba en que París pudiera convertirse en una ciudad con calles más seguras, mejores casas, comunidades más salubres, hospitalarias y que facilitaran las compras y lograr, además, mayor fluidez en el tránsito.

Los cambios fueron posibles gracias a la mejora en la técnica y, además, a la adaptación de las leyes, permitiendo la expropiación forzosa cuando el Derecho liberal tradicional concebía la propiedad privada como un derecho ilimitado. Haussmann eliminó muchas calles antiguas, serpenteantes y derribó casas de apartamentos. Las reemplazó con anchos bulevares, flanqueados por árboles y creó extensos jardines por los que París es hoy en día famoso. El plan de Haussmann incluyó también una altura uniforme de los edificios y elementos de referencia como el Arc de Triomphe y el Gran Palacio de la Ópera. La obra en paseos y jardines fue responsabilidad del ingeniero civil Jean-Charles-Adolphe Alphand.

Pero, además de conseguir sus objetivos de mejoras sanitarias y de comunicación, la renovación sirvió para finalidades políticas. Y por ello la obra de Haussmann fue especialmente aplaudida por las clases enriquecidas, mientras que parte del pueblo parisino sintió que las obras de Haussmann destruían sus raíces y conexiones sociales.

En primer lugar, logró desplazar a las masas obreras del centro de las ciudades a los barrios de la periferia. La clase que más sufrió en el pasado las condiciones de vida medievales del antiguo París se exilió a los suburbios por la haussmannización, puesto que los barrios bajos fueron limpiados y sustituidos por apartamentos para la burguesía.

Y, en segundo lugar, el nuevo plan de la ciudad dificultaba revueltas como las de 1830 y 1848, por la vía de impedir físicamente la colocación de barricadas (fácil en estrechas callejuelas medievales, difícil en anchos bulevares) y facilitar la labor de las fuerzas del orden a través del rápido desplazamiento por las calles y la colocación estratégica de edificios oficiales como los cuarteles. En este sentido son reformas que se pudieron al servicio de regímenes políticos conservadores. Cuando contrató a Haussmann, Napoleón III también tenía pensada esta finalidad de conseguir calles demasiado anchas para que los rebeldes construyeran barricadas a lo largo de ellas y donde pudieran circular batallones en formación y la artillería, si se diera tal necesidad. Haussmann creó anchas avenidas unidas con las principales estaciones de tren, de manera que las tropas de provincias pudieran estar operativas en un corto periodo de tiempo (por ejemplo, el boulevard de Strasbourg cerca de la Gare de l'Est y Gare du Nord).

Mapa que muestra en rojo las calles trazadas por Haussmann entre 1850 y 1870.

Así, esta obra realizada durante el Segundo Imperio es una de las circunstancias que contribuyeron a la rápida represión de la comuna de París en 1871: desde la revolución de 1848, Adolphe Thiers se había obsesionado con aplastar la siguiente y previsible rebelión parisina. Por tanto, planeó abandonar la ciudad y retirarse, de manera que pudiera tomarla de nuevo con más fuerzas militares. Fue el diseño Haussmann de calles y avenidas, combinadas con la nueva importancia que adquirió el ferrocarril, lo que facilitó el triunfo de este plan, y Adolphe Thiers aplastó fácilmente la Comuna de París.

Las trascendentales reformas llevadas a cabo siguen rigiendo la fisonomía y el funcionamiento de París aun hoy en día. Así los famosos bulevares del centro de la ciudad se conservan con el mismo trazado original proyectado por Haussmann. Uno de ellos ha recibido el nombre de Boulevard Haussmann en su honor. Obras de infraestructura como las canalizaciones de agua siguen funcionando 150 años después.

La renovación de París animó a cambios urbanísticos en otras ciudades. El ejemplo de París fue seguido por ciudades como Londres (reforma de Joseph Bazalguette, 1848-1865), Viena (demolición de murallas y creación de la Ringstrasse, 1857), Florencia (ampliación, 1864-1877), o Bruselas (1867-1871). También el trazado de Moscú muestra influencias haussmannianas.

Inspiró algunos de los movimientos arquitectónicos más influyentes, entre ellos, el movimiento City Beautiful en los Estados Unidos. De hecho, el renombrado arquitecto estadounidense Daniel Burnham tomó libremente del plan de Haussmann e incluso incorporó los diseños de calles diagonales en su Plan de Chicago de 1909.

En España se respetó por lo general el centro histórico, desarrollándose el urbanismo decimonónico en nuevos barrios o ensanches: Madrid (Carlos María de Castro, a partir de 1860), Barcelona (Ildefons Cerdà, proyecto aprobado en el mismo año), San Sebastián (desde 1864) o Bilbao (desde 1876). La ciudad lineal de Arturo Soria es más original respecto al modelo de Haussmann.

Crítica

Un bar en el Folies-Bergère, de Édouard Manet, 1882, óleo sobre lienzo, Instituto de Arte Courtauld, Londres.

Debido a la haussmannización, esto es, la destrucción creativa de algo para la mejora de la sociedad, los años 1860 fue una época de intensa revuelta en París. Muchos parisinos se preocuparon por la destrucción de sus «antiguas raíces». El historiador Robert Herbert sostiene que «el movimiento impresionista mostraba esta pérdida de conexión en pinturas como Un bar en el Folies-Bergère de Manet». El modelo de la pintura está hablando con un hombre, que se ve en el espejo detrás de ella, pero parece no ocupado. Según Herbert, esto es un síntoma de vivir en París en aquella época: los ciudadanos se sentían separados entre sí, aislados de otras personas. «La continua destrucción del París físico llevó asimismo a la destrucción del París social»

Haussmann fue criticado también por el gran coste de su proyecto. Napoleón III despidió a Haussmann el 5 de enero de 1870 para mejorar su propia popularidad en declive. Haussmann era igualmente un objetivo favorito de la crítica situacionista; además de señalar los objetivos de represión que se lograban a través del urbanismo de Haussmann, Guy Debord y sus amigos (quienes consideraban el urbanismo una «ciencia de estado» o una ciencia inherentemente «capitalista») también subrayaron que él separó muy bien las zonas de ocio de las de trabajo, anunciando de esta manera el funcionalismo moderno, como queda ilustrada en la precisa tripartición de Le Corbusier: una zona para la circulación, otra para alojamiento y la última para el trabajo.

Los cambios llevados a cabo por el Barón Haussmann en las calles de París se documentaron en la película Paris: Living Space, con Edmund N. Bacon y basada en secciones de su libro Design of Cities (1967).

Véase también

Referencias

  • Este artículo incorpora texto de la Encyclopædia Britannica de 1911 (dominio público).
  • Ramírez Domínguez, J.A., El «marco urbano» de la arquitectura en el siglo XIX, en Historia del arte, Ediciones Anaya, S.A. Madrid, 1986. ISBN 84-207-1408-9

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Baron Haussmann — Georges Eugène Haussmann (March 27, 1809 ndash; January 11, 1891), who called himself Baron Haussmann, was a French civic planner whose name is associated with the rebuilding of Paris. He was born in Paris to a Protestant family from… …   Wikipedia

  • Baron Haussmann — Georges Eugène Haussmann Georges Eugène Haussmann en 1865 …   Wikipédia en Français

  • Barón Haussmann — Georges Eugène Barón Haussmann (27 de marzo, 1809 – 11 de enero, 1891) funcionario público, diputado y senador francés de origen alemán. Recibió el titulo de Barón del emperador Napoleón III, con quien trabajó en la ambiciosa renovación de París …   Enciclopedia Universal

  • Georges-Eugène Baron Haussmann — Georges Eugène Haussmann Georges Eugène Baron Haussmann (* 27. März 1809 in Paris; † 11. Januar 1891 ebenda) war französischer Präfekt von Paris und Stadtplaner. Er gab Paris Mitte des 19. Jahrhunderts ein modernes Stadtbild, das bis heute… …   Deutsch Wikipedia

  • Haussmann — Haussmann, Georges Eugène, barón de * * * (as used in expressions) Haussmann, Georges Eugène barón Haussmann Jacques Haussmann …   Enciclopedia Universal

  • Haussmann — Georges Eugène Haussmann Georges Eugène Haussmann en 1865 …   Wikipédia en Français

  • Haussmann's renovation of Paris — The Haussmann Renovations, or Haussmannisation of Paris , was a work commissioned by Napoléon III and led by the Seine prefect, Baron Georges Eugène Haussmann between 1852 and 1870, though work continued well after the Second Empire s demise in… …   Wikipedia

  • Haussmann, Georges-Eugène, Baron — (1809 1891)    administrator, urban planner    Georges Eugène, Baron Haussmann, who extensively redesigned paris during the reign of napoléon III (1852 70), was born in that city and began his administrative career shortly after the revolution of …   France. A reference guide from Renaissance to the Present

  • Haussmann, Georges-Eugène, Baron — ▪ French civil servant born March 27, 1809, Paris, Fr. died Jan. 11, 1891, Paris  French administrator responsible for the transformation of Paris from its ancient character to the one that it still largely preserves. Though the aesthetic merits… …   Universalium

  • Haussmann — Haussmannization /hows meuh neuh zay sheuhn/, n. /hows meuhn/; Fr. /ohs mannn /, n. Georges Eugène /zhawrddzh ue zhen /, Baron, 1809 91, French administrator who improved the landscaping, street designs, and utilities systems of Paris. * * * (as… …   Universalium


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.