Vigo Stick Traviesas H.C.

VIGO STICK TRAVIESAS Club de Hockey sobre patines de la cuidad de Vigo, (Pontevedra,Galicia).



Contenido

Historia

Comienzos "Años 50"

Los inicios de este deporte en la ciudad de Vigo sucedio en los años cincuenta. Clubes como el Vigo Sporting donde jugaban los hermanos Rey, Font, Maneiro, Pablo Palacios, Carmelo, Carlos Mendizábal y el Areosa donde militaban los hermanos Martín o el Siva, fueron los pioneros del Hockey sobre patines en nuestra ciudad.

Los primeros torneos en la ciudad, coincidiendo con las fiestas de Vigo se jugaron enfrente del Náutico de Vigo, y las pistas donde se empezó a practicar eran Las Cabañas, El frontón y posteriormente, la pista situada en uno de los fondos del estadio de Balaidos.

En esta época el Vigo Sporting ya competía contra equipos como el Juvenil de Puenteareas, o el Santa Lucia de La Coruña donde jugaban los hermanos Iglesias, en especial Daniel Iglesias, quien desarrollará posteriormente su actividad como entrenador y directivo vinculado al Traviesas.

El tres de Junio de 1.969 se funda el TRAVIESAS HOCKEY CLUB cuyo primer presidente fue Julio Barreira Catalá, persona fundamental para el desarrollo del hockey en Vigo. Junto a el forman la primera junta directiva Enrique Gonzalez Gonzalez, Jesus Rodriíguez Álvarez, Rafael Trigo Garra, Jose C. Turiel de Castro, Fernando Varela Pérez de Lis, Carlos Llopis Arejula, Leonardo Rancaño Paradela, Julio del Rio Bouzas, Jose Luis Chamorro Casas.

Otra cantera de jugadores fue la pista del colegio de los Jesuitas, donde aprendieron a patinar muchísimos alumnos llegando a participar el equipo colegial en múltiples campeonatos escolares a nivel de todo el estado. De esta cantera surgieron jugadores como los hermanos Gefael, los Barreras, los Catalán, los hermanos Pérez de Lis, los hermanos Cardama...entre otros muchos jugadores que luego pasaban ha engrosar las plantillas del Traviesas en sus diversas categorías. Pero si ha habido un jugador en Vigo que marco una época este sin duda fue Carlos Perez de Lis, siendo el primer jugador internacional de nuestra ciudad, y actualmente forma parte de la junta directiva del Vigo Stick.

La cantera de Jesuitas

La pista de Jesuitas (el colegio Apóstol) fue el gran vivero de Vigo. Los éxitos internacionales de España pueden 45 considerarse una referencia para los jóvenes de aquellos años, y los colegios se convirtieron en directos aliados para propagar el hockey. En la década de los 60, el colegio Apóstol Santiago, ubicado en su hermosa fi nca de Bellavista, fue básico, y el colegio Hogar dio continuidad a su labor. La Iglesia católica, bien por convicción general propia, bien por la iniciativa personal de algunos de sus miembros, tuvo un papel decisorio a la hora de promocionar modalidades deportivas. El colegio Hogar, a través del hermano Raimundo, también se sumó al apoyo al hockey rodado creando un equipo. La desaparición de ambas pistas (la de Jesuitas, por las reformas en el centro) sería un varapalo para la modalidad.

Pero en los años 40, el retorno a Vigo de la compañía de Jesús marcaría un camino para el hockey patines que pocos hubiesen imaginado. En la granja de Guixar o Bellavista, como se conocía en los años 20, se inauguraba el colegio Apóstol el 7 de octubre de 1928, y aunque los jesuitas fueron expulsados del país en enero de 1932, para volver en 1940, el centro no regularizó el curso hasta 1943. Poco después, los alumnos ya practicaban el hockey sobre patines. El hockey se inculcaba desde las aulas. Era evidente que tenía cuerda para rato. Los hermanos Ortega, los Cardama, Urdiales… siendo distintas generaciones, todos salieron del Apóstol, que según explica el Vigo Stick en su portal ofi cial en internet, llegó a participar en varios campeonatos escolares de alcance estatal, surgiendo de esta cantera jugadores como los hermanos Gefael, los Barreras, los Catalán, los Pérez de Lis, los Cardama... Y todos pasarían al Traviesas en los años 60. Entre 1968 y 1970, la pista colegial desaparecería. Una reforma del Apóstol, que incluía venta de terrenos (justo donde estaba la pista) ponía el punto fi nal. Aunque el hockey siguió más de una década entre las opciones deportivas del centro frente al poderoso fútbol, ya nada sería igual.

Y eso que Cardama explica que hace un tiempo en Jesuitas estaban “casi convencidos” de volver a construir una nueva pista para los deportes de patín, teniendo en cuenta además que muchos de los jugadores del Traviesas H.C. pasaron por el centro escolar y patinaban allí en sus ratos libres. Pero finalmente, “alguien dijo que era un deporte peligroso”, apunta con incredulidad, y no se llevó a cabo el proyecto.

1968

Uno de los acontecimientos deportivos más importantes del hockey en Vigo es la celebración del Campeonato de Europa Junior en el año 1.968 con el que se inaugura la pista central del Centro Deportivo Municipal, con el debut en la selección Española de Carlos P. De Lis.

Un año antes la comisión de fiestas del Excmo. Ayuntamiento de Vigo patrocina el primer Gran Premio de Vigo organizado por la Federación Gallega Sur celebrado el 25 y 25 de Agosto de 1.967 y con la participación de Reus Deportivo, de aquella campeón de España y Europa, en sus filas jugaban ilustres como Villalonga, Sabaté o Xiral; EL Academico de Oporto, y las selecciones gallegas del Norte y Sur, con la participación de jugadores como Julio Saenz, Abeledo, Pico Ferrer en la norte y Upiano, Landesa, Suerez, Souza, Sacristán, De Haz, Roger, Sergio, J. P.de Lis y Carlos P. de Lis en la selección Gallega Sur.

Es a partir de estos años es cuando de la mano del Traviesas y de su presidente Julio Barreira se empieza a fomentar este deporte en la ciudad y en localidades próximas como Puenteareas, o Redondela con el Sar o Pontevedra con el Cisne. En Vigo y de la mano del Hermano Raimundo se crea un equipo en el Colegio Hogar, de donde salen excelentes jugadores. Desgraciadamente, tanto esta pista como la del colegio de los jesuitas desaparecieron, con lo que esto significo de negativo para la cantera.

1975

En el año 1.975 el Traviesas participa en la liga nacional de primera división por primera vez, al cabo de dos temporadas se produce la unión del Traviesas con el Puenteareas llegando ha jugar durante seis temporadas en primera división. En el año 82 se produce la separación de los dos clubes y se produce la refundación del Traviesas y al frente del mismo Mario Cardama. Al año siguiente se produce el ascenso a primera, en ese equipo jugaban los hermanos Mario y José Cardama, José Rio, Carlos P. De Lis, Juan Valle, Joaquín Ladero, y Quique Urdiales. Para celebrar este acontecimiento y con la colaboración de Ramón Gómez y Julio Sáenz y el patrocinio del Ayuntamiento se organiza el primer Torneo Ciudad de Vigo, con la participación de el Liceo de La Coruña, la Cibeles de Oviedo, Dominicos de la Coruña, y el Traviesas.

Desde entonces se han celebrado 25 Torneos convirtiéndose en el Torneo más prestigioso del mundo, y haciéndose cargo de su organización desde su cuarta edición la federación Gallega de patinaje y al frente del comité organizador Julio Saenz, pasando los mejores equipos mundiales en cada momento, por la pista central del pabellón de las Traviesas.

2001

Una de las consecuencias de la celebración del torneo ha sido las excelentes relaciones con equipos como el Barcelona F.C. que llevaron a la cesión en 2001 de una plaza para jugar en primera división nacional. Es cuanto se funda el VIGO STICK CLUB DE HOCKEY 2001.

Presidentes del Traviesas Hockey Club

1969. Julio Barreira Catalá.

1975. José Luis Pérez de Lis Pazos.

1976. José Portela Abelleira.

1979. Fusión con el Ponteareas.

1982. Mario Cardama Barrientos.

1988. Enrique Urdiales de Santiago.

1991. Guillermo García Arbulo.

1993. Ramón Gómez López.

2004. Marta González Pérez.

2007. Fusión con el Vigo Stick.


Carlos Pérez de Lis el primer y único vigués con la casaca roja

Generaciones de jugadores le rinden inagotable devoción por lo que fue y también, con total probabilidad, por lo que es. Carlos Pérez de Lis se dejó fotografiar en el pabellón de As Travesas casi 41 años después de su gesta con la selección española junior, con la que conquistó el oro. En realidad, As Travesas se mantiene como la gran mole que da inicio a la avenida de Castrelos y sus tripas son prácticamente las mismas que las nacidas en 1968. En aquella época la grada era de duro y frío cemento, que ahora evita un cómodo asiento con pequeño respaldo. Hay nueva piel, pero lo demás se ha mantenido inalterado.


En cambio, nuestro internacional irradia calidez. Gracias a Pérez de Lis, Vigo adelantaba a A Coruña pese a la diferencia de nivel y número de clubes y practicantes que por aquellos años había. De repente, un vigués era la referencia y el sur, la Federación Gallega Sur, sacaba pecho frente a la Federación Gallega Norte. Se preguntarán si en cuatro décadas hubo novedades en Vigo que relegasen a Pérez de Lis a un segundo plano. Pues no, ningún internacional más produjo la cantera local (sí ha habido internacionales absolutos de A Coruña), y eso resulta tan sorprendente (para el debe de las siguientes camadas) como signifi cativo también en el haber del jugador, al demostrarse lo difícil que es llegar a lo más alto cuando Cataluña enarbola tradición y cantera para coparlo todo. En hockey, cuarenta años atrás, ganar en Europa a Italia y Portugal era la referencia planetaria con permiso de Argentina. Y esto tampoco ha cambiado. Pérez de Lis, no obstante, echa un capote a sus predecesores. “Ha habido jugadores que podrían haber competido con España, pero quizá el nivel de preparación de los clubes catalanes ha sido más elevado. La rivalidad hace que el trabajo sea más fuerte, mientras que en Galicia no hay tantos equipos para competir y así progresar técnicamente”, reflexiona Pérez de Lis.

Carlos, que ahora sigue el contacto con el hockey únicamente a través de “la amistad con Quique Urdiales, Mario Cardama o Miguel”, con quienes compartió muchas temporadas, empezó a cazar goles a los once años en Jesuitas. “Por allí ya habían pasado otras generaciones de jugadores”, sostiene. Durante la conversación, hay recuerdos que se apelotonan y van haciéndose palabras. Pedir a cualquiera que reviva toda una carrera en cuarenta minutos suena a exigencia imposible. Tampoco se buscaba una biografía detallada, sino las pinceladas que aún afloran cuando se toca el deporte que marcó su vida. Y Pérez de Lis rememora con rapidez el porqué de ponerse a patinar con un palo curvado en su fi nal en la mano. “El colegio Apóstol, donde estudiaba, tenía pista de patinaje. En aquel momento se podía patinar en casi todas partes, pero en Jesuitas había una diferencia: además tenían porterías”. En el Apóstol había equipo, y llegó a participar en unos Juegos Escolares, hasta que a los 14 años saltaba al Traviesas, club que compaginaba con los partidos del colegio. “Luis Losada Figueroa era el presidente cuando entré en el Traviesas”, subraya. Era 1964 y España ganaba su primera, que no única, Eurocopa de fútbol. Oráculo para el vigués, por lo que sucedería cuatro años más tarde. Pero, ¿cómo cuadrar un rompecabezas preñado de difi cultades? Pedir una sede, ganar la organización, que el seleccionador se acuerde de ti en lugar de preferir exclusivamente jugadores catalanes, flor y nata de este deporte. Demasiados astros que había que alinear. Pero así fue. Un grupo de directivos de la Gallega Sur, entre los que se encontraba su padre y también Manuel Benito o Carlos Núñez (años después presidente del Ademar de baloncesto), daban un paso adelante y Vigo organizaba el Europeo. Pedro Torras, seleccionador, pedía la asistencia de Carlos a la concentración, porque algo había oído de sus cualidades, y para Barcelona hizo las maletas el vigués. “Fueron quince días y me fui en avión”, verdaderamente un lujo en aquel tiempo. Eran unos 18 jugadores y pasó el corte. Las piezas encajaban. Y se metía de cabeza en Vigo 68.

“Aquel campeonato me encantó”, resume. Aún tiene presentes “los nervios de salir a la pista”, con las gradas llenas. Debutó y marcó, aunque no llegó a jugar los dos partidos decisivos. Pero, ¿qué queda cuatro décadas después de aquella semana? El detalle, queda el detalle, la imagen que el cerebro ha tramitado camino de los recuerdos más exclusivos. ¿Una broma? No. ¿Un gol? Tampoco. “La entrega de medallas por parte de Juan Antonio Samaranch, todavía me acuerdo”. Quien tuvo una hoja de servicios impecable en el hockey rodado colocaba sobre el cuello del nuevo campeón europeo una presea dorada. El mito encumbraba al joven, queahora también sonríe. No es para menos. Con él, el hockey sobre patines vigués había cambiado para siempre.

A Cataluña. Después, Carlos, que ya pasaba a edad senior, se iría a estudiar a Barcelona, “para seguir jugando al hockey”, pues Cataluña era (y es) capital de este deporte. Fueron unos seis años que aún hoy revive entre dudas. Estudiaba ingeniería industrial y reconoce que su pelea diaria con los libros era más compleja que en una pista con el stick en la mano. “Fiché en el Claret, de Primera División, la segunda categoría nacional, y el primer año jugué muy bien”. Pero en aquel momento ya se entrenaba dos o tres días a la semana, más el partido del domingo, “y se me hizo grande”. La solución fue radical (“dejé el deporte un año”, explica) y no satisfactoria. “Creo que hice mal porque con el deporte, aunque era muy sacrifi cado, me organizaba mejor la vida”. Hasta que volvió a disfrutar de su deporte, pero en otro equipo, el Sabadell, donde “éramos un grupo de amigos” con objetivos y fechas para entrenar menos exigentes.

Concluida su etapa estudiantil, De Lis se alejó más de Vigo. De repente, eligió Venezuela durante dos años, en los que apenas participó en alguna exhibición de hockey del Centro Gallego de Valencia. Luego, un año a Ourense y regreso al Traviesas, ahora unido al Puenteareas y con sede en la villa del Tea. “Tuvimos un equipito xeitoso”, confi rma. Catalanes cumpliendo el servicio militar en la provincia, jugadores de A Coruña estudiando en Vigo… Allí y también cuando el Traviesas decidió liquidar su acuerdo en Ponteareas para retornar a Vigo, Carlos Pérez de Lis coincidió con su hermano, Francisco Javier, con el que “hacía pareja de delantero”, y con Urdiales. Aquella fue una época “muy bonita”. Y en esto como si exclamase “¡eureka!”, un dato biográfico se salva del olvido. “¡Si también jugué en Portugal!”. Entre uno y otro equipo probó un año en el país vecino. La memoria puede a veces actuar sin prisa, pero no falla. Querido, entrenador portugués que dirigió al Traviesas, se lo llevó una temporada a la Primera División lusa (segunda categoría), donde fi rmará por el Grundig Braga. “Me pagaban el desplazamiento y algo más”. Si él no fue el primer gallego de esta disciplina en jugar en Portugal como semiprofesional, le faltaría poco. De hecho, después del I Gran Premio Vigo, el Académico de Oporto lo invitó un mes para que entrenase con ellos. Pérez de Lis Martínez puede afi rmar sin género de duda que proviene de una familia que lleva el hockey sobre patines en la sangre. Su padre, él, su hermano, su primo Josechu… “Y otro primo, Javier Martínez Casares, que estudiaba en Santiago y jugaba con el Deportivo de la Coruña” y que también acabaría en el Traviesas. Al rival se le recuerda con envidia. “Se la teníamos porque el equipo de hockey patines del Deportivo estaba allí a la altura del equipo de fútbol, ¡y veíamos que en los bancos tenían su ropa preparada!”. Quien era “muy rápido, tenía un buen dribling y disparaba bien por ambas partes”, según autodefi ne su juego, acabaría retirándose para pasar a una nueva etapa de apoyo a la Federación Gallega, en la que habría dos representantes de Vigo en la federación autonómica, Julio Sáenz y él.

Primer título gallego. Aquel eficaz delantero vigués no olvida su etapa en Ponteareas, y recuerda a Paco “Varillas”, “una institución y un mecenas ya fallecido” que el M.T. Ponteareas Hockey Club homenajeaba justo el día de su presentación (septiembre de 1979), cuando se fusionaba con el Traviesas. El pabellón municipal ponteareano conservaba para la provincia una presencia efectiva en la división de plata. Como tampoco olvida el título gallego cosechado. Fue contra el Santa Lucía de A Coruña; en Balaídos perdieron y en Riazor (era una pista de cemento pulido parecida a la instalada en Vigo) “arrasamos. Los rivales eran unas vigas tremendas y no me lo creía”. Vencieron bajo la lluvia, porque en los sesenta se jugaba al raso. Y con dos periódicos nuevos en cada pierna, por debajo de las espinilleras, pues toda protección era siempre poca aunque había ya material específico para la lluvia. Y luego dicen que la Fórmula Uno lo inventa todo. Carlos Pérez también fue de los privilegiados que jugaron el primer Trofeo Ciudad de Vigo, una cuestión circunstancial que les colgó un cartel casi extraordinario: el luego selectivo torneo daba entrada en su primer año al Traviesas.

Equipos y Categorias

Escuelas deportivas de Hockey sobre patines

Categorías

ALEVÍN - LIGA GALLEGA

INFANTIL - LIGA GALLEGA

JUVENIL - LIGA GALLEGA

JUNIOR - LIGA GALLEGA

SENIOR - 1ª DIVISIÓN GALLEGA

FEMENINO - OK LIGA

Instalaciones y Pabellones donde juegan

Pabellón de Bouzas

Características Descripción
Ubicación Avenida de Bouzas s/nvigo
Accesos En la circunvalación que rodea Vigo. A cinco minutos del pabellón central de As Travesas. Fácil salida hacia el exterior de la ciudad. Fácil aparcamiento.
Pista Parquet. 40 x 20m
Capacidad 1500 espectadores
Vestuarios Seis para equipos y dos para árbitros
Palco de autoridades Capacidad para 15 personas ampliable
Prensa Espacio restringido a borde de pista. Amplia zona para entrevistas y ruedas de prensa
Cantina

Pabellón del Carmen ( Instituto Municipal de los Deportes )

Características Descripción
Ubicación Castrelos Nº1 Vigo
Accesos Complejo deportivo, acceso al pebellón por la Calle del Carmen
Pista Terrazo 44.20 x 26.10m
Capacidad 500 espectadores
Vestuarios 4 para equipos y 1 para árbitros
Cantina

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Vigo — Para otros usos de este término, véase Vigo (desambiguación). Vigo Bandera …   Wikipedia Español

  • Torneo Ciudad de Vigo — Torneo de Hockey sobre patines disputado en la ciudad olívica desde el año 1983 al 2008 I Torneo Ciudad de Vigo FECHA PARTIDO LOCAL VISITANTE RESULTADO 26.08.1983 Semifinal 1 Dominicos La Toja …   Wikipedia Español

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”